CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

domingo, 27 de marzo de 2011

DEGRADANTE


Primero os dejo la definición que ofrece el diccionario de la RAE de esta palabra:


Que degrada.

- Privar a alguien de las dignidades, honores, empleos y privilegios que tiene.
- Reducir o desgastar las cualidades inherentes a alguien o algo.
- Humillar, rebajar, envilecer.
- Disminuir el tamaño y viveza del color de las figuras de un cuadro, según la distancia a que se suponen colocadas.
- Transformar una sustancia compleja en otra de constitución más sencilla.

Y ahora os voy a contar por qué la quiero destacar hoy.

Había una vez más de cuatro millones de personas desempleadas que buscaban empleo en las Oficinas de Empleo y sucedáneos, en un país que se llama (todavía) España, aunque más le iría el de Reino de Taifas antiguo.

¿Os suena?

Sí, ¿verdad?, pues bien, una tarde de primavera de un viernes de este año, uno de esos ya casi cinco millones de desesperados recibió en su móvil hacia las siete de la tarde una llamada.

RIIIIIIIING

-Sí, dígame. 

-Buenas, ¿es usted …..?

-Sí.

-Le llamo de XXX una empresa de formación de  … porque nos ha enviado por e-mail su currículo.

-Ah, sí.

Como lo había enviado esa semana se acordaba. BIEN.

-¿Usted tiene experiencia como comercial, verdad?

-No, como comercial exactamente no, pero como he dado cursos de formador, y era uno de los requisitos, respondí a la oferta porque creo que puedo emplearme como vendedor de cursos de formación.

-Ya, pero no tiene experiencia en ventas…Claro, es usted formador…y claro realizar este trabajo tiene que ser DEGRADANTE para usted.

La persona que optaba al trabajo enmudeció y no se creía lo que estaba escuchando.

Cuando asimiló lo que había oído, respiró profundo y soltó lo siguiente.

-Creo que ningún trabajo tiene que ser degradante. Si…

La persona que llamaba desde la empresa se apresuró a cortarle.

-No, claro no quería decir eso, sino que como usted ha dado clases puede que ser comercial no se encuentre a la altura de sus posibilidades y...bla, bla,bla.


SÍ, SÍ, lo quería decir y lo dijo.

No nos llamemos a engaño.

Este país no es Alemania, no es Islandia, ni siquiera Francia.

En este país los trabajos pueden ser tildados de “degradantes” porque aquí hay mucho hidalgo suelto.

Aquí hay mucho pillo presto  a liarte para no dar un palo al agua y cobrarte por chapuzas de alto riesgo lo que no está escrito. Eso sí, sin IVA ni factura…que trabajaremos con “degradante”, pero no se va a enterar nadie.

Después de oír esa palabra de labios de una representante de una empresa habría que añadir otra acepción al término en el diccionario. 

Me temo que iría por "trabajo mal pagado, con horarios esclavos y despídete de cualquier derecho laboral".

Mientras el ámbito del trabajo no esté considerado de principio a fin como una cadena donde todos los eslabones son necesarios y todos, se dediquen a lo que se dediquen (desde el comercial hasta quien elabora los manuales de enseñanza, por seguir con el ejemplo) se sepan imprescindibles y, digo más, con la exigencia de que todos se comprometan en tiempo y forma con lo que las empresas necesitan hacer para permanecer y dar estabilidad….

Queridos lectores me temo que este país jamás podrá ser serio, ni estar entre los que sí salen de las crisis porque saben que “degradante” sería la irresponsabilidad, la falta de compromiso y la mala educación.