CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

sábado, 10 de diciembre de 2011

KIRK DOUGLAS: UN SUPERVIVIENTE DE LUJO


K. D. en "El loco del pelo rojo" como Van Gogh
Ayer, Van Gogh, Espartaco, el boxeador Midge Kelly, Ulises, el Coronel Dax o el vikingo Einar cumplieron todos al tiempo 95 años en la persona de Issur Danielovitch Demslky.

Decirlo así puede sonar enrevesado, pero simplificarlo al nombre artístico de Issur es revelador y seguro que evocador.

Empecemos de nuevo. 

Ayer, 9 de diciembre celebró su cumpleaños Kirk Douglas acompañado de su característico hueco en la barbilla que tanta tinta ha hecho correr.

K.D. entregando un Oscar a Melissa Leo este año.
Es uno de los últimos mitos del gran cine clásico de Hollywood que sigue vivo y en activo.

A pesar de haber tenido algún que otro achaque importante, Kirk Douglas ha sabido salir adelante, plantarle cara a la vida y, a pesar de los problemas que han rodeado a sus hijos (cáncer del que se ha recuperado Michael Douglas, muerte prematura de su hijo pequeño Eric en 2004) o los problemas con la ley de su nieto Cameron (por quien llegó a pedir clemencia al juez el año pasado) sigue apareciendo en público con una sonrisa socarrona y un aire de estrella que ya no se sabe ejercer.


El Coronel Dax en pleno consejo de guerra en "Senderos de Gloria"
Aunque  nunca ha sido uno de mis actores favoritos, sí merece una entrada en mi blog por estar aún vivo y porque su carrera está plagada de títulos indiscutibles que cualquier amante del cine ha buscado o se ha encontrado para deleitarse con su interpretación.


Kirk Douglas ha sido siempre un hombre fibroso, no muy alto, 1'75 m., con unas características faciales reconocibles en cualquiera de sus interpretaciones y una voz grave muy personal.
 
En "El ídolo de barro", dando vida
 al boxeador Midge Kelly

Su juventud se caracterizó por sus públicos flirteos que se llevaron por delante su primer matrimonio con Diana Douglas (madre de Michael y de Joel ) y una madurez sin escándalos sentimentales vivida hasta el momento actual y desde 1954 junto a su segunda mujer Anne Buydens (madre de Peter y Eric).


Judío reconocido de origen ruso, tiene a gala haber celebrado su Bar Mitzvah dos veces, la primera cuando cumplió 13 años, como es preceptivo, y la segunda 70 años después.

Trabajó con directores de la talla de Milestone, Mankiewicz, Curtiz, Wyler, Hathaway, Minnelli... y con  Kubrick.


Con este último, aparte de la aclamada "Senderos de Gloria" se embarcó en la polémica "Espartaco", donde fue tal la disputa del Douglas actor y productor  con el personalísimo Kubrick, que Douglas acabó casi por despedir a Kubrick y terminó él dirigiendo la película en la sombra.


K.D. como el gladiador y líder Espartaco

Kubrick siempre renegó de esta película, que fue la que le lanzó a la fama, pero que también fue la que menos dominó.

Genio y figura hasta la sepultura es lo que, afortunadamente, nos espera de este peculiar actor neoyorkino que se resiste a ser un simple recuerdo de cumpleaños y que, de vez en cuando, sigue asomándose por las alfombras rojas luciendo su smoking correspondiente y dejándose acompañar por su inquietante sonrisa.


Pero, como último recuerdo de este nonagenario actor, quiero dejar la primera imagen que tengo de él en mi retina.


El aventurero, sanguinario y castigado Einar de  "Los vikingos". Esa película épica y clásica donde las haya dirigida en 1958 por Richard Freiser.


Einar-Kirk Douglas, todo odio, venganza y disfrute en un banquete vikingo.




Nota: Todas las fotos incluidas en esta entrada son de la web.