CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

lunes, 23 de enero de 2012

DAVID COPPERFIELD, UN SOSIAS. DICKENS VII



Estamos ante la obra que se asocia inseparable de su autor.

Decir Charles Dickens e inmediatamente añadir “el autor de David Copperfield” es una pareja consolidada y fiel.

"David Copperfield", 1935



Sobre esta novela, el propio autor dijo que "de todos mis libros, éste es el que más me gusta" y, no contento con ello, añadió que "como muchos padres, tengo un hijo preferido, un hijo que es mi debilidad; este hijo se llama David Copperfield".




Con estas hebras el tejido de esta obra no puede ser otro que el de la propia autobiografía del autor. 

Retocada, por supuesto.

Novelada, sin discusión. 

Un encuentro de Charles Dickens con su sosias David en facetas reconocibles sobre su infancia, como su madurez temprana (en Copperfield por la muerte de su madre; en la vida de Dickens por la prisión del padre) o la pérdida de un amor idolatrado (en la novela su mujer; en la casa de Dickens la hermana de su mujer que había ido a vivir con ellos cuando se instalaron en Doughty Street).

Toda una joya de edición.
La primera vez que David Copperfield se editó fue por entregas el año 1849, pero un año después fue editado totalmente como libro.


La historia de David Copperfield es la de un niño huérfano de padre desde su nacimiento, mimado y querido por su madre hasta que ésta decide casarse con el malvado Mr. Murdstone.


Cuando fallece su madre, se deshacen de él enviándolo a un internado donde, como la Jane Eyre de Charlotte Brontë, el maltrato y las penalidades son una constante.

David resiste, trabaja duro, consigue una posición, se enamora y… ríe y llora hasta el final de la historia. Tal y como el insomne Dickens se ve a sí mismo en su etapa de duro esfuerzo por alcanzar una posición en la vida.

Dickens dormía muy poco y aprovechaba para pasear por las calles londinenses durante la noche.

Observaba lo que la mayoría de la gente no podía ver.



Programa de una representación teatral
Transportaba al papel, para que quedara constancia de su existencia, a mendigos, borrachos, detectives, prostitutas, chulos, ladrones y  paseantes que se cruzaban en su camino.

Todos ellos servían de base a sus numerosos personajes secundarios que tan bien describía, así sólo aparecieran una vez entre mil páginas y no sirvieran a ningún gran propósito de la trama.




PERSONAJES:


DAVID COPPERFIELD, el simpático protagonista que se hace querer de principio a fin. El hijo perfecto, el amigo leal y el amor ideal.

CLARA, la dulce madre del protagonista.

Freddie Bartholomew, 1935
Mr. MURDSTONE, su padrastro y primer verdugo.

JANE MURDSTONE, hermana del anterior y avinagrada solterona sin gracia.

DORA SPENLOW, la hija del mentor de David. Una mujer encantadora, pero carente de inteligencia, muy sensible y bella.

Versión de 1935.
AGNES WICKFIELD, una mujer perfecta a los ojos de David. Su confidente.

La tía BETSEY TROTWOOD, que no reprime su disgusto cuando ve que el bebé que nace al principio de la obra es David y no la niña que ella quería.

PEGOTTY, el aya, la criada fiel a David y a su madre.

STEERFORTH, su compañero de escuela y amigo que le defrauda y causa el mayor drama de la historia.





Además de ser la novela favorita de su autor, David Copperfield también ha sido elogiada por otros grandes escritores universales.

Desde Henry James, que la mencionaba como una de las lecturas infantiles que más recordaba; pasando por Tolstoi que la consideró la mejor novela de Dickens; o Dostoievski y Freud que la citaron como una de las obras que habían leído con agrado; hasta llegar a Kafka, de quien los críticos dicen que la imitó en su obra “America” o James Joyce de quien se afirma que la parodió en su obra cumbre “Ulises”, siempre es una de esas novelas imprescindibles en cualquier biblioteca.


Maggie Smith como la tía Betsey, en 1999
En español tiene una gran cantidad de ediciones, las últimas están apareciendo en las librerías este mismo mes.


Preparen sitio en sus estanterías para las mil y algunas pocas más páginas de lectura que conforman esta obra.





AUDIOVISUAL:

Si consultamos la base de IMDB, podremos ver que hay reseñadas 16 adaptaciones cinematográficas o televisivas de esta obra.




De todas ellas me permito recomendar dos, la que en 1935 protagonizó Freddie Bartholomew y la que realizó la BBC en 1999 con Maggie Smith como la tía Betsey y Daniel Radcliffe como el joven David.