CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

jueves, 26 de enero de 2012

HISTORIA DE DOS CIUDADES. LONDRES Y PARÍS VIVEN LA REVOLUCIÓN. DICKENS X





La novela Historia de Dos Ciudades (A Tale of Two Cities) puede ser vista, desde una perspectiva amplia, como la novela histórica que Charles Dickens escribió en 1859.

Imagen web del musical de 2008.

Además de ser una historia “de mayores”, la infancia, tan común en el resto de las obras de Dickens, deja espacio aquí para personajes que se pretenden arquetipos de comportamientos de hombres y mujeres frente a los vaivenes de una revolución.

Uno de los protagonistas va a sacrificar una buena y disfrutada vida por saber que no pasó por ella sin pena ni gloria.

Otros son seres incapaces de perdonar o de vivir sin rencor. Están destinados a la venganza y creen encontrar sentido beneficioso en ella.

Un amor vencedor de cualquier penalidad, amparado por la inocencia de una mente enferma y verdugo de una vida envidiable se cuela por las líneas de "Historia de dos ciudades" .

Dickens sitúa la acción de la novela en las ciudades de París y Londres, desde 1775 hasta 1791, pasando por la proclamación de la Revolución Francesa en 1789.

Londres representa el devenir cotidiano, la paz; mientras que París se presenta como el peligro, el caos, lo imprevisto y desastroso.


Portada de edición juvenil. Imagen web.
Estructurada en tres actos, como un drama teatral clásico, la introducción serviría para situar a los personajes en su contexto en relación con los hechos políticos y sociales que se avecinan en Francia.

El nudo va llevando a todos los actores hacia un destino inesperado.

Finalmente, la conclusión impacta con su inesperado giro que quiere dejar claro, como piensa Dickens, que nadie es bueno o malo, positivo o negativo al 100%. Un final de obra donde el autor intenta hacernos ver que en le cuerpo y la mente de los casos perdidos puede encontrarse la redención final.




Pocos son los que citarían "Historia de dos ciudades" como uno de los títulos de Charles Dickens. 

No es mi caso. Esta es una de las novelas que leí de bien pequeña y que me impactó profundamente. 

Siempre agradeceré al autor que creara uno de los personajes más deliciosamente atractivos de todos los suyos, como es el del abogado Sidney Carton.

Revolución y guillotinas aparte, "Historia de dos ciudades" es un gran medio para acercarse al Terror de la Revolución Francesa, a la crueldad de las masas anónimas y a la facilidad de las venganzas cuando las personas acceden al poder.

Sin lugar a dudas la recomendaría para ser leída y analizada en cualquier clase de Educación Secundaria dedicada a la "educación en valores", la historia y la literatura.

Escena del Juicio en el Musical de 2008. Imagen web.



PERSONAJES:

SIDNEY CARTON, abogado, vividor, joven inglés al que le gusta la juerga y que tiene a bien no preocuparse por nada ni nadie y menos por él mismo. Redimirse es lo que menos espera de sus actos.
Portada edición ilustrada. Imagen web.


CHARLES DARNAY, hombre juicioso, atormentado por sus lazos familiares.

LUCIE MANETTE, joven, bella, bondadosa. La chica en discordia a la que aman tanto Carton como Darnay.

Mme. DEFARGE, su mente está obsesionada con una idea de venganza que la impide ser feliz. Su afición a tejer sin parar no sólo es un entretenimiento.


El Doctor MANETTE, incapaz de superar las duras pruebas que le ha deparado su bondad. Desencadena la parte más dramática de la novela.

La familia EBREMONT, aquellos aristócratas que no tuvieron la capacidad para ver que sus actos iban a desencadenar el periodo revolucionario francés.
Tiene esta novela un tamaño medio para lo que acostumbra la obra de Dickens. Consta de aproximadamente  500 páginas en las ediciones completas en papel.

En España, la última vez que se ha editado en papel Historia de dos ciudades ha sido en 2012 por Alba Editorial. La anterior fue dos años antes gracias a la Colección Cucaña de la Editorial Vicens Vives, dedicada al sector juvenil y en formato de adaptación literaria.

                                   


AUDIOVISUAL:


Ha sido llevada pocas veces al cine. Sólo  destacan dos versiones cinematográficas, las de 1935 y la de 1958. La primera con Ronald Colman como protagonista y la segunda con Dirk Bogarde en ese rol.

Imagen web del ballet de 2008
En televisión tenemos que retroceder a 1989 para encontrar una miniserie de dos episodios con James Wilby en el papel de Sidney Carton.

Existe incluso un ballet de 2008 inspirado en esta novela de Dickens y un musical del mismo año representado en Broadway.