CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

sábado, 4 de febrero de 2012

TIEMPOS DIFÍCILES, como los de ahora. DICKENS XVII



Cuando leemos Tiempos Difíciles (Hard Times) de Dickens tenemos que situarnos en Coketown (Ciudad de coque), una ciudad de casas de ladrillo rojo cubierto por un ennegrecido residuo, con calles y vecinos alineados, que salen a la misma hora por las puertas y vuelven a entrar por ellas a horas parecidas... una ciudad industrial de mediados del siglo XIX. Una ciudad donde la burguesía y los proletarios se cruzan sin tocarse, sin tiznarse.

Versión 1994. Imagen web.
Coketown es una ciudad inventada por Charles Dickens, como la Milton de Norte y Sur, la gran novela de su amiga Elizabeth Gaskell. Tanto una como otra se sitúan en Lancashire y reflejan cualquiera de las ciudades que compusieron el corazón de la Segunda Revolución Industrial de Inglaterra.

En 1854, cuando Dickens publica por entregas esta novela en Household Words, hacía 3 años que la Gran Exposición había brillado en Londres mostrando al mundo los progresos tecnológicos, industriales, navales y de toda índole que el Imperio Británico poseída en todos los continentes y países dominados.

Fue una exposición que sirvió para ver qué era el Primer Mundo y qué países se iban a quedar descolgados del progreso.

También fue una cita que hizo pensar, a Dickens por ejemplo, sobre cómo se estaba obteniendo todo este gran cambio social y económico y a costa de qué y de quiénes.

Versión 1977. Imagen web
Los grandes industriales eran cada vez más ricos y los proletarios aspiraban a sobrevivir de lo que los primeros estaban dispuestos a desprenderse. Son los años de afianzamiento de los Trade Union (sindicatos) donde huelgas salvajes que servían más para consolida la miseria de los trabajadores que para lograr mejoras sustanciales ya daban los primeros avisos sobre lo injusto del sistema que se estaba generando.

Dickens, como hemos ido viendo en las entradas que le estoy dedicando, era un hombre burgués en su origen y en su vida adulta, pero pasó el tiempo suficiente cerca de la miseria en su infancia y adolescencia para tener una sensibilidad hacia las injusticias que le permitió acercarse a los temas controvertidos de su época.

En Tiempos Difíciles, el empresario utilitarista y padre de familia, Thomas Gradgind, emparenta con el banquero e industrial Josiah Bounderby gracias al matrimonio de su hija Louisa con éste. La boda es un simple arreglo empresarial para que todo lo conseguido quede en familia y las alianzas sociales se consoliden, pero, aparte del sacrificio femenino denunciado, también hay un elemento que Dickens hace notar.

Nos relata el poder de la industria y de la banca que van, por un lado, reforzando intereses y, por otro, escalando posiciones para llegar a tomar el poder político real y conseguir un sociedad regida por leyes de mercado puras y duras, sin ninguna consideración hacia los que se quedan en la estacada, la mayoría de las personas.

Portada literaria. Imagen web.
Cita sólo un ámbito de fantasía, de relajo, y es el personaje de Ceci, una huérfana que proviene del mundo del circo y que Mr. Gradgind  y su familia acogen en su hogar.

Recuerdo que Tiempos Difíciles está situada hace ya 158 años, pero cada día veo un retorno, un desandar todo este tiempo y constato que nos estamos aproximando sin frenos ni peajes a la época que describen Dickens o Gaskell .

Sin ninguna duda, el personaje de Stephen Blackpool, el obrero de la fábrica de algodón de Mr. Bounderby es un arquetipo del explotado que se ve pisoteado, acusado falsamente y usado por los poderosos sin que nunca se le vea como una persona igual a ellos. Es sólo una cosa cuya existencia molesta a no ser que esté produciendo.

La historia de Stephen es trágica y entremezcla situaciones que nos hacen partícipes de cómo las mujeres también empezaron a ser carne de cañón en el sector productivo (su amada Rachael), o cómo ser pobre dificulta tener un margen de felicidad legal (nunca consigue el suficiente dinero para que su mujer acceda al divorcio), o las penalidades que vivían los obreros cuando plantaban cara a sus patrones y la caja de resistencia desaparecía o no duraba suficiente.

Versión 1994. Imagen web.
También la moralidad de la falsa imputación, del descargo de culpa del poderoso en el débil (uno de los hijos de Gradgind acusa a Stephen de un delito que no ha cometido) es otro de los temas que Dickens presenta a la sociedad en la que vive.

Pone sobre el papel la vindicación de la presunción de inocencia frente a las acusaciones rápidas sin base real (siglo XIX, recuerdo, o ¿siglo XXI y las "penas de telediario"?).

En mi opinión, Tiempos Difíciles no toma partido, sólo muestra las consecuencias de dejar campar a sus anchas a los individuos que se alzan con el poder social y económico sin tener en cuenta los beneficios del bien común.

Dickens se limita a denunciar en esta novela social las condiciones laborales y personales de los trabajadores de la Segunda Revolución Industrial. Expone una tesis, no da una solución; se limita a, como en otras novelas, hacer sucumbir al personaje más trágico, al que menos salidas hacia la felicidad tiene.

El mal hecho sale a la luz, pero el problema general no queda resuelto. Tan sólo una herencia en el momento justo, una muerte llorada e injusta o un filántropo llegado por sorpresa rescatan a los explotados de su miseria.

No queramos encontrar en Dickens a un revolucionario, él es lo que era, un burgués convencido. Pero, al menos, era un privilegiado con conciencia, como se ve en esta gran novela no suficientemente reconocida por el gran público.


PERSONAJES.


STEPHEN BLACKPOOL, típico obrero inglés que pasa su vida trabajando en una de las primeras fábricas industriales de Inglaterra. Explotado y sin una vida privada feliz, es la pieza maltratada de este puzzle.

JOSIAH BOUNDERBY, empresario y banquero hecho a sí mismo, venido de los bajos fondos y portador de una coraza que le blinda frente a cualquier sentimiento de compasión.

Versión 1994. Imagen web de la portada del DVD.
THOMAS GRADGIND, empresario de la educación, posee un colegio, severo y dictatorial. Con sus hijos, va evolucionando con los acontecimientos hasta conseguir darse cuenta de que la bondad no le hará menos respetable.

RACHAEL, trabajadora amante de Stephen, muy consciente de la situación miserable económica y amorosa que la rodea.

LOUISA BLACKPOOL/GRADGIND, una típica burguesa que no encuentra otro camino que el del sacrificio matrimonial para conservar su estatus. Evoluciona hacia mejores planteamientos.

THOM GRADGIND, hermano de la anterior e hijo de Thomas. Un ser inteligente, poco práctico y decididamente gafado para el mundo en el que se mueve. Es el detonante de la tragedia en la novela.

CECILIA JUPE, la niña abandonada que es recogida por la familia Gradgind. Llega del mundo del circo y viene a ser la esperanza, la fantasía, el escape de una atmósfera sucia, opresora y violenta de la condición humana de la época.

Alianza Editorial y RBA han vuelto a editar en el mercado español esta obra hace ahora dos años.


AUDIOVISUAL.

Varias series para televisión han adaptado esta historia. Este año se espera el estreno de una más.

Destacaré la que Granada TV. produjo junto a Channel 13-New York en 1977 y la que la BBC realizó en 1994.