CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

lunes, 5 de marzo de 2012

HIJA DE LOBOS, novela de Víctor Conde


Reconozco que he empezado el año literario de forma bastante aleatoria.

Repasé a Dickens para atreverme con el homenaje que aquí le dediqué.

Incluso vi alguna que otra película basada en sus obras.

Continué con algún  thriller histórico, Wishart y su Marco Corvino; me relajé con un policíaco moderno, Michael Connelly; volví a un clásico, P. D. James; incluso conocí a un irreverente, D. Lehane; me sugirió una sonrisa torcida el policía de la obra de Márkaris (comentado en una reciente entrada); paseé por las  distopías juveniles con la también comentada en este blog "Marca de nacimiento" de Caragh O'Brien...

...Y con la carga anterior, pasé del frío mes de febrero al primaveral de marzo abriéndome a un campo literario poco pisado por mí.

He sucumbido a la lectura de un género que me suele ver  pasar indiferente frente a las estanterías de librerías y bibliotecas.

Me refiero al de los misterios relacionados con la ciencia ficción, la fantasía, los vampiros, licántropos y otros seres de la noche que habitan entre los humanos siempre dispuestos a transformar su apariencia a conveniencia del momento.

Portada de la obra y foto del autor. Imagen de la web TumbaAbierta.com
Ayer mismo terminé de leer "Hija de lobos " del tinerfeño Víctor Conde (seudónimo del escritor Alfredo Moreno Santana). 

A los que les guste la literatura de fantasía y ciencia ficción sabrán que estamos hablando del autor de "Crónicas del Multiverso" (Premio Minotauro 2010), obra que me atrevo a decir que goza de un predicamento especial entre los amantes del género literario que cultiva Conde.

"Hija de lobos" fue publicada en septiembre de 2011 e inicia su acción en una isla llamada Rhum del noroeste de Escocia en el primer tercio del siglo XIX.

Enfoca una historia de terror, misterio, aventuras y sentimientos desde la perspectiva de una mujer que asiste en primera persona a los rasgos fundamentales que acompañan a los licántropos desde una visión  racional del tema.

Que un ser humano se transforme en lobo o que un lobo pueda adoptar figura de humano y mantener ambas apariencias perfectamente separadas y al mismo tiempo vivas y desarrollándose a lo largo de su vida es algo que Víctor Conde explica y recrea en este libro. Lo hace de una manera tan racional que nos impide abandonar la lectura sin llegar a saber qué pasó con los protagonistas.

Tanto con los misteriosos hombres lobo, como con quienes pretenden cazarlos o escapar de su influjo para no convertirse en uno de ellos.

Las supersticiones, las aceptaciones de vínculos familiares extremos y las coherentes explicaciones del mito en las leyendas nórdicas o en los cuentos medievales, son desarrolladas en esta novela de una forma amena y prolija con una bibliografía anexa precisa, pero breve, que hace que la lectura avance sin inútiles estancamientos documentales que la harían perder ritmo.

"Hombre lobo" con Benicio del Toro. Imagen web
Si algún productor español se atreviera a coger esta novela y llevarla a la pantalla, podría competir por encima del tú a tú con bodrios hollywoodienses que nos caen sin pausa.

Porque lleva a una protagonista consecuente (Sabine), sin rasgos de heroína fantasiosa, capaz de ir atravesando puertas sin dudas y sin escenas de sentimentalismo barato.

Porque el licántropo protagonista no es el héroe supremo que va a subyugar a la protagonista que en principio no está por la labor, pero que luego se convierte en su esclava absoluta. No, no es esa la relación de los personajes principales.

Porque las acciones son tan creíbles que ni te planteas que los hombres lobo son un mito.

Finalmente, porque los personajes secundarios son muy verosímiles y aterrorizan precisamente por eso, porque son aceptables.

Les dejo el enlace al anuncio de la publicación de "Hija de lobos" en el diario "El Día" de Tenerife (lugar donde Víctor Conde nació en 1973). 

Añado una copia del texto que acompaña a cualquier referencia publicitaria de compra de esta novela:

«Rhum era el último lugar que se me habría pasado por la cabeza a la hora de buscar refugio, pues sus campos deshabitados, sus mares de jacintos y las verdes jorobas del Cullin se quedarían grabados para siempre en mi cabeza como “el lugar donde todo empezó”.»

Escocia, 1826. La isla de Rhum está siendo desalojada con el fin de dedicarla a la cría de ganado. Sin embargo, un erudito en los misterios de la ciencia llega para ocupar la única casa que hay en la isla, una mansión de rotundos muros, acompañado por su hija adolescente y su hijo pequeño, que padece una terrible enfermedad.

Pero la presencia de los extranjeros parece haber despertado algo en la isla, algo antiguo y malvado que hasta entonces vivía sólo en las leyendas locales. La hija mayor, Sabine, deberá dejar atrás sus sueños de adolescente para enfrentarse a un mundo lleno de sombras y peligros, si quiere salvar su propia vida y la de su hermano...

Y les deseo una entretenida lectura, como la que yo me serví.