CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

miércoles, 2 de mayo de 2012

EN BUSCA DE UNA ESTRATEGIA FRENTE AL SR. MERCADO


Ayer fue 1º de Mayo, el Día Internacional de los Trabajadores y nuestro país lo "celebró" rebasando en más de 600.000 la cifra de 5 millones de desempleados (que no parados). 

En concreto la EPA (encuesta de población activa) ha facilitado 5.639.500 como dato.

Ante estos números, es lógico pensar que terminaremos el año superando los 6 millones de personas que buscan de forma activa un empleo.

No sé cuál será la situación de quien me lee, pero, desde hace un par de años más o menos, percibo que las noticias relacionadas con este tema y cualquier otro de economía estatal sólo contienen negatividad, porque lo que es respuestas positivas, respuestas que den soluciones, nada de nada.

¿Alguien ha leído alguna noticia sobre que el Gobierno de cualquier autonomía o el central ha conseguido crear un espacio atractivo que suponga la llegada de un empresario/emprendedor activo y serio que cree una empresa con futuro (no envuelta en nubes de estímulos sin fundamento) que suponga nacimiento de esperanza y realidades de puestos de trabajo en firme?

Quien aquí escribe les dice que NO, que desconoce esta realidad y que sí vive inmersa en situaciones de cierre, de ERES y de atemorizar al conjunto social completo.

 

..................................           ..............................................................................         ...............................


Cuando, hace pocos días hemos asistidos al debate de los presupuestos presentados por el Gobierno Español en el Parlamento y, más que oír hablar de por qué se asigna tal o cual partida a este o a otro servicio u obra, contemplamos a gallitos de corral, de O.K. Corral a veces, lanzándose "y tú más" una y otra vez.

Estupefacta apago la televisión y corto la radio para sumergirme en cualquier historia novelada, una de detectives medievales viene bien para alejarse de la Prima del Señor Riesgo y del Lobo Interventor.



Tejedor en un telar. Vincent Van Gogh, 1884.
Los nervios se apoderan de los individuos que se ven, de la noche a la mañana, en la calle sin entender por qué un índice bursátil ha decidido que lo que ha producido con mimo y ajustándose a las normas socioeconómicas de su empresa y de su país, ha dejado de servir.

Es más, hay un aumento escandaloso de situaciones en que te despides de tus compañeros de trabajo un viernes y el lunes, cuando te vas despejando las legañas, cuando decides traspasar la puerta, la verja, el portón... de tu empresa, te encuentras con que nada de lo que conocías existe ya. 

Que lo que era tu seguro para vivir el capitalismo, de repente, sin pausa, se ha convertido en una sentencia a muerte social, económica y mental. 

Han cerrado el lugar de tu condena laboral.

Cuando consigues superar el primer y contundente golpe, cuando tu mente consigue que el frío glacial que te llena deje un resquicio para que un pensamiento coherente se cuele, sabes que quejarte no te va a solucionar nada, es más, que te va a llevar a la desesperación.

Ahí puede estar la clave para enfrentarse al desconocido abismo al que los especuladores nos empujan sin cesar un segundo de nuestras vidas.

Ahí reside nuestra fuerza, en guardar un momento de razonamiento para mirar a la cara de los demás compañeros de fatigas, de hipotecas y de desesperanza ante cualquier político, sindicalista o pastor de almas que se nos quiera acercar.





La palabra que tiene que empezar a revolotear en nuestras cabezas es la de la ESTRATEGIA.

Según la RAE:

Del latín strategia y del griego  στρατηγία.

1. f. Arte de dirigir las operaciones militares.
2. f. Arte, traza para dirigir un asunto.
3. f. Mat. En un proceso regulable, conjunto de las reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento.



En cualquiera de sus tres entradas me sirve, pero sobre todo en la tercera, cuando supone una  determinación positiva para afrontar el desalentador panorama que nos acompaña a diario. 

Además es la definición que proviene del mundo de las Matemáticas la que más conviene al dinero que nos flagela en estos días. 

Son las cuentas de cualquier capital europeo o, como se dice popularmente, son las cuentas de El Gran Capitán, las que nos hacen agachar la cabeza apesadumbrándonos.


epa1t2012.png




Quejarse es bueno para nuestro organismo, porque evita cierta acumulación de gases y nervios tensados que podrían ocasionarnos enfermedades de difícil curación en la mente y en el organismo.

Gritar y escupir una frase tensa es un modo de agotar nuestro desagradable momento de rabia y de darnos cuenta de que somos incapaces de conseguir premiar nuestra vida con la indulgencia y el reconocimiento de las labores bien hechas.

Constatar que hacer bien las cosas, de acuerdo a las leyes, sin permitir que el reloj nos domine, pero siéndole fiel a la hora de guiar nuestras citas, son actitudes que deberían obtener beneficios, pero en España parecen obtener resultados negativos y son despreciados sin más.

Por eso, reconozco que algo hay que pergeñar para plantar cara al miedo más atroz que nos están inoculando día a día sin pudor y con toda la artillería

Medito y vuelco mis pensamientos en esta entrada para que los demás sepan que me voy a quejar, pero que también estoy abierta a estrategias que paren las invisibles maldades del invisible Señor Mercado.



Para intentar conocer un poco mejor ese dato cuasidiario que nos lanzan como pelota de tenis contra nuestros rostros, un enlace para entender mejor qué es la:
 PRIMA DE RIESGO ESPAÑOLA