CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

lunes, 23 de julio de 2012

¿OFELIA SUEÑA O SE HA IDO?.

MIS FAVORITOS 2



¿Que los Prerrafaelistas me gustan?

Sí, sin ninguna duda.

¿Que John Everett Millais es el autor de uno de mis óleos favoritos?


John Everett Millais. Foto web.
Por supuesto, no me importa compartir este gusto con millones de amantes de este cuadro. Una obra que ejecutó a los 22 años.

¿Que los temas y las modelos de los Prerrafaelistas son demasiado bellos, perfectos, etéreos...?

Sí, porque hay pocos temas más irreales que los cuadros de composición poética, de aspecto romántico y de idealización de la belleza, el encuadre y la búsqueda de la perfección.

El artista se convierte en demiurgo y lo expone sin tapujos.

¿Que la Hermandad Prerrafaelista puede llegar a empalagar?

Sin lugar a dudas, sí. Pero para evitar el exceso de idealismo está cualquier otro tipo de arte.
Animal pintado en las Cuevas de Lascaux (Francia). Foto web.

Desde los búfalos de las cavernas de Altamira o Lascaux, a las sábanas blancas colgadas en las paredes de un Reina Sofía...Todo es, aparentemente, ARTE, como bien se argumentaba en la historia teatral de Yazmina Reza.

¿Que para gustos se hicieron los colores?

Claro. Para eso están los insensatos del pincel o del acero. Esos artistas a los que políticos y empresarios en busca de la correspondiente desgravación apadrinan con dinero ajeno sin tener en cuenta el gusto de los conciudadanos que se desesperan viendo que lo feo y estrambótico campa a sus anchas por sus ciudades, mientras los centros de arte son cada vez menos y están peor dotados.

Por todo ello me declaro una afortunada visitante de la sala de arte de la Tate Gallery de Londres que contiene este cuadro tan ideal (composición, color y modelo insustituibles, precisos e indiscutibles), lúgubre (la muerte mirada con los ojos de una bella mujer) e intelectual que, para mí es "Ofelia".

Ofelia, de J.E.Millais. Imagen de la página web de la Tate Gallery.
Elizabeth Siddal, la modelo del cuadro, posó para Millais dentro de una bañera que se calentaba con velas puestas debajo de ella.

Un día, las velas se apagaron, Millais no se dio cuenta y siguió pintando mientras Elizabeth se enfriaba hasta el punto de ponerse enferma. El padre de la modelo obligó al pintor a pagar las facturas médicas.

El vestido que lleva Siddal es un precioso diseño plateado comprado en una tienda de segunda mano por Millais al precio de 4 libras esterlinas de la época, unas 250 de las de ahora.

Autorretrato idealizado de Dante Gabriel Rossetti. Imagen web.
Dante Gabriel Rossetti, el poeta y pintor prerrafaelista amigo íntimo de Millais, se casó con Siddal y le dio tan mala vida que no se sabe si accidentalmente o queriendo, Elizabeth tomó una sobredosis de láudano y murió a los 33 años.

Haber perdido un bebé y tener que aguantar las infidelidades de Rossetti bien pudieron desencadenar el triste final de la modelo y pintora sin fortuna. 

CURIOSIDADES SOBRE EL CUADRO:


Dante G. Rossetti en una foto. Imagen web.
Millais pintó el óleo "Ofelia entre 1851 y 1852.

Está inspirado en la obra de William Shakespeare "Hamlet".

Ofelia, la amada del protagonista, Hamlet, el príncipe danés, enloquece cuando éste mata a Polonio (el padre de Ofelia) y, como Virginia Woolf años más tarde, se sumerge en las aguas de un río para acabar con su vida. 

La obra de Millais recoge el momento en que se descubre el hermoso cuerpo de la suicida.

El pájaro que aparece en el cuadro es un petirrojo (a robin) símbolo de la compasión.

Las amapolas del cuadro representan tanto la muerte como el sueño que envuelve el rostro de Ofelia. Parece soñar y, conociendo la historia, sabemos que se ha ido al lugar de donde no podrá volver.

En 1894, el magnate azucarero Henry Tate presentó la obra como una de las adquisiciones para el museo que lleva su nombre. Hoy en día para disfrute de todos los ciudadanos del orbe que deseen visitarla sigue en las paredes de la Tate Gallery de Londres.

Al poco de darse a conocer al mundo artístico, "Ofelia" fue calificado como un "arroyo de maleza" en el "London Times". Da idea de lo poco aclamada que fue en un principio.

Suele suceder que las grandes expresiones artísticas tardan o son recibidas con poca delicadeza por los críticos del momento. ¡Quién le iba a decir al editor del Times que hoy este cuadro es la postal más vendida de todas las reproducciones que ha realizado la Tate de sus obras!

Por cierto, ese "arroyo" no fue otro que el Hogsmill River. Un río que atraviesa la ciudad de Surrey. 

Para concluir mi segundo favorito, resulta curioso ver cómo se retrató Elizabeth Siddal en 1853. Vista por ella misma, nadie podría ver a la ideal y bellísima Beatriz u Ofelia que Rossetti  y Millais pintaron.


Montaje de la autora del blog con imágenes de la web.


domingo, 1 de julio de 2012

"BAD LANDS". UN WESTERN DE OAKLEY HALL MUY BIEN ESCRITO



BAD LANDS (Malas Tierras, Tierras Baldías) es el nombre de un territorio de Dakota del Sur, en Estados Unidos de América y el título de una novela del escritor californiano y profesor de talleres literarios sobre escritura OAKLEY HALL (1920-2008).

Gracias a la edición que Galaxia Gutenberg ha realizado para Círculo de Lectores en 2011 el público español puede tenerla en sus manos y degustarla con el inmenso placer que da leer una novela muy bien escrita.

Traducción de Benito Gómez
Colección: Narrativa
ISBN: 978-84-8109-871-6
496 pp. | 24 €
Fecha de publicación: 2011-09


EL TERRITORIO DE LAS BAD LANDS. UN EDÉN PARA CONQUISTAR.

La mayor  parte del territorio de Dakota del Sur está ocupado por las Grandes Llanuras

Una geografía de montes bajos, suelo fértil y Tierras Baldías cuyo suelo fue erosionado a lo largo del tiempo por grandes manadas de búfalos que, con la llegada del hombre blanco menguaron hasta casi desaparecer como especie.

Por situar un lugar mundialmente conocido, en sus Black Hills (Colinas Negras) está el famoso Monte Rushmore, donde están esculpidas las enormes 4 cabezas de los presidentes estadounidenses G. Washington, T. Jefferson, T. Roosevelt y A. Lincoln. 

http://us.123rf.com/400wm/400/400/photojim/photojim0909/photojim090900128/5597065-bufalo-americano-de-toro-y-vaca-de-pastoreo-en-el-parque-estatal-custer-en-el-black-hills-de-dakota-.jpg
Búfalos en el Parque Custer de Dakota del Sur.Imagen web
La novela que nos ocupa se inicia con la cacería de un búfalo.

Un joven y rico banquero e incipiente político neoyorkino, Andy Livinsgton,  llega a las Bad Lands para cazar grandes animales que exponer en su nueva mansión.

Acompañado de un pequeño grupo de vaqueros, el cobro de la pieza de caza mayor debería haber sido el colofón de su aventura. Al menos así pensaba cuando inició esta empresa como forma de huída de una desgracia familiar.

Cuando Andy se interna, cabalga, dispara y duerme en medio de estas tierras agrestes, entre aullidos de fieras que cada vez se le hacen más familiares, también conoce a personajes tan peculiares como el inmenso Lord Machray o el perverso Yule Hardy.


Mapa de EE.UU. señalando Dakota del Sur. Foto de la web tratada por la autora del blog.


Sobre Lord Machray, Andy se pregunta: 

<<¿Qué hace un aristócrata escocés en 1882 criando ganado, cercando grandes extensiones de terreno, emborrachándose, aliándose con la Madame del burdel y representando a un grupo de inversores escoceses en el Nuevo Continente?>>

La amistad y peculiar relación de vecindad que van a protagonizar estos dos hombres hará que la historia de un neoyorkino entre reses de ganado valga la pena ser contada.


UNA PERFECTA NOVELA DEL OESTE.

Desde que el protagonista de "Bad Lands" cae bajo el embrujo de la vida de un vaquero e intenta la aventura del Oeste, la acción está servida y puedo asegurar que se sirve de inmediato, sin paños calientes.

La acción empieza desde el primer párrafo de la novela.


Resulta muy difícil no desvelar nada cuando se habla de esta novela, porque es muy fácil contarla. No tiene trucos, tiene oficio y enganche de buena literatura.

Basta decir que es una típica, tópica y perfecta novela del Oeste.

Aunque no es sólo eso...

... Posee los personajes característicos de cualquier novela/película que hayáis podido leer/ver sobre el Oeste y el mundo del vaquero norteamericano en pleno siglo XIX y en plena Conquista del Oeste.

Describe las situaciones más cotidianas del pueblo a punto de ser adherido al ferrocarril, con sus conflictos entre agricultores y ganaderos, entre cercadores de espacio y libertarios del caballo, el sombrero y un buen colt surtido desde la canana.

La taberna y sus escenas son lo más normal del panorama de una buena peli de John Ford. 

Los conflictos entre la Justicia y la toma de la justicia en manos de cuadrillas de encapuchados a lo KuKluxKlan, de tribunales o sogas colgando en cualquier árbol llenan las casi 500 páginas de este novelón.

Mujeres de porcelana y lisiadas, grandes damas británicas o prostitutas de burdel se relacionan con nuestro protagonista para ayudarle a encontrar un sentido a su vida.

¿Dónde reside su diferencia de cualquier otra novela, incluso si se tratara de una del Oeste?

Su diferencia, lo que la hace ser no recomendable, sino muy recomendable es LO BIEN QUE ESTÁ ESCRITA

Oakley Hall. Imagen web.
Os aseguro que se os va a hacer corta, difícil de abandonar, gracias a lo bien que OAKLEY HALL narra las situaciones que envuelven a los personajes.

Hombres y mujeres,  estereotipados o no, que pisan escenarios que se ven sin tener que abandonar la lectura porque las descripciones nunca se vuelven ampulosas o demasiado minuciosas. 

Son apuntes para situarnos perfectamente sin temor a perdernos por descripciones que marean más que ayudan a comprender.

Esta novela se nota que está escrita por un PROFESOR DE TALLER DE ESCRITURA (Irvine). Un maestro que enseñó en su taller a escritores como David Chabon o Richard Ford, o a la muy famosa Amy Tan.

También fue uno de los fundadores de Squaw Valley Community of Writers que aún funciona a modo de reunión internacional de novelistas, poetas, dramaturgos... como se puede ver pinchando en el anterior enlace.



"Bad Lands" es en sí misma un auténtico MANUAL DE ESCRITURA.

Y os aseguro que mucho tenéis que odiar el tema del Oeste Americano, para no seguir la historia y aprender mucha ídem sobre este acontecimiento del Nuevo Mundo.

OTRAS OBRAS DE OAKLEY HALL.


Añadir leyenda

La novela más conocida de O.  Hall tiene más de setecientas páginas y una sola palabra en su título: "Warlock". Es anterior a "Bad Lands" y puede que muchos sepan su argumento sin haberla leído.

Esto es debido a que salió al mercado en 1958 y un año después, Edward Dmytryck la llevó al cine en una película protagonizada por Richard Widmark, Henry Fonda y Anthony Quinn.

En España, como es habitual, se le cambió el título y se conoce como "El hombre de las pistolas de oro"

Warlock da nombre al pueblo ganadero donde la Asociación de Ciudadanos decide contratar a un pistolero regenerado nombrándole comisario para que imponga la ley y el orden y limpie sus calles de forajidos. Este ex delincuente llega a Warlock presumiendo de sus brillantes colt dorados. De ahí el título español.

Un poco a la manera de la legendaria Tombstone, en "Warlock" es un épico duelo el destino de las tramas que se desarrollan en sus páginas.

"Warlock", 1958 y "Bad Lands", 1978 se completan y forman una trilogía del Oeste con la novela "Apaches", 1986 que pronto se incorporará a la edición de Galaxia Gutenberg para cerrar este círculo.

De las otras obras de Oakley, es curioso uno de sus personajes protagonista de una serie de cinco novelas de misterio.

El encargado de resolver las intrigas planteadas en las novelas es un escritor y editor de un semanario satírico "The Hornet" que responde al nombre de Ambrose Bierce. Me atrevería a decir que es todo un homenaje al autor del "Diccionario del diablo".
 
Las cinco novelas son: 

"Ambrose Bierce and the Queen of Spades", 1998; "A.B. and the Death of Kings", 2001; "A.B. and the One-Eyed Jacks", 2003; "A. B. and the Trey of Pearls", 2004; "A.B. and the Ace of Shoots", 2005.

De ellas, en España, por el momento sólo se ha publicado la primera, "Ambrose Bierce y la Reina de Picas", editorial Valdemar, 2010.

En vista de lo que me ha gustado "Bad Lands" espero hacerme pronto con el resto de novelas publicadas en España y, espero, deleitarme igual que lo he hecho con ésta.