CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

jueves, 17 de enero de 2013

LA PASEANTE DE PERROS




Mujer, soltera, sin hijos ni proyecto de tenerlos, con dos años por delante de la cuarentena, un puesto de trabajo interesante, bien remunerado y sin problemas hipotecarios que tan de moda están estos días. 

Le he pedido permiso para contar una parte de su historia respetando su privacidad. Por ello no habrá nombres ni lugares que ayuden a identificarla.

Vista desde las afueras, desde las ventanas indiscretas del resto del mundo, podemos afirmar que tiene una vida cómoda y bien dispuesta para dedicarse con placer a ir de compras, viajar como una turista más y relajarse en su “campito” de la montaña sin dar explicaciones a nadie. 

La verdad es que, cuando quiere, hace todo lo anterior y por partida doble, pero hoy la traigo a mi blog por una de sus ocupaciones más llamativas.

Mi querida amiga es una PASEANTE DE PERROS concienciada y ejemplar que realiza lo que define el diccionario de la R.A.E. como la persona… 

Que pasea o se pasea. 

Es decir, que va andando por distracción o por ejercicio, que lleva algo de una parte a otra, para hacerlo ver acá y allá.
El primer "paseado" de mi amiga, ya fallecido.
 Foto de mi paseante favorita.



Mi amiga paseante, cuando lo considera oportuno y necesario, carga en su coche los tres perros que conviven con ella, entre propios, acogidos y adoptados, y se los lleva a pasear por el monte, casi nunca por las calles de las ciudades.

Siempre intenta darles espacio para que se relajen y se sientan por unas horas libres de correr, jugar y ladrar.

Afortunadamente no carece de un patio con zona verde de su propiedad para dejar a los perros fuera del piso cuando se va a trabajar. Pero, para ella, esos 50 metros cuadrados le resultan insuficientes sobre todo cuando tiene que guardar perros grandes a la espera de una familia que los adopte.


Mi Paseante de Perros FAVORITA no se conforma con llevar sus canes a zonas de esparcimiento asegurado, sino que, y por eso la traigo hoy aquí, a veces, sus andaduras consisten en traspasar dos fronteras para que la caminata termine con un nuevo hogar para unos cuantos chuchos. 

Normalmente, el amo de un perro le baja a la calle un par de veces al día para que pueda realizar sus necesidades fisiológicas. Esa salida estará condicionada por la educación del paseante y por el compromiso con sus conciudadanos para que las deposiciones del "paseado" no se conviertan en engorrosas y sucias bombas que explotan bajo nuestros zapatos y sobre el asfalto.

Un tema problemático que aparco aquí, porque no toca hoy la convivencia entre dueños de perros y no dueños sino:

el ESFUERZO, la CONCIENCIA y la GRAN LABOR 

que muchos silenciosos amantes de los cánidos realizan con los:

PERROS QUE NO QUIERE NADIE, QUE SON ABANDONADOS A SU SUERTE CUANDO DEJAN DE SER CACHORROS O SE CONVIERTEN EN UNA MOLESTIA DIARIA PARA SUS URBANITAS DUEÑOS.



¿Qué pasa cuando un AMANTE DE LOS PERROS, un PASEANTE DE PERROS CONCIENCIADO se encuentra con un caso de abandono? 

Puede que su hábitat y sus posibilidades personales le permitan convertirse en adoptante del desasistido animal y con ello se termina un proceso donde la fortuna cursa a favor del perro.

Pero, cuando no es posible atender a ese animal que encontramos desamparado en cualquier calle o carretera, es necesario saber que una simple llamada o acercar el perro a ciertos lugares no sólo nos va a ayudar a limpiar cualquier mala conciencia, sino que va a significar el triunfo de la amistad entre bípedos y estos cuadrúpedos.

Con esta entrada me gustaría ayudar a que se conozca una labor callada que en España llevan a cabo miles de personas anónimas que sacrifican sus fines de semana o días de labor para procurar un hogar a muchos de los perros que son abandonados a su suerte.

Unas personas, en el caso que me ocupa, una mujer que unos 45 días al año alquila una furgoneta donde pueden ubicarse trasportines para perros de diferentes tamaños, de forma que quepan todos los posibles, pero siempre en las mejores condiciones.

Siempre acompañada por otro "paseante" , partirán la tarde de un viernes cualquiera rumbo a Alemania* desde, en este caso, el País Vasco**, con todos los permisos, cartillas y documentación en regla para que los agentes de aduanas y policías de frontera encuentren en orden el viaje.

Son entre 7 ó 15 los perros que llegan el sábado a la zona alemana que se designe para  depositarlos en una granja, perrera, o domicilio donde podrán ser recogidos por sus adoptantes legales. También pueden ser entregados a un refugio local donde se ocuparán de ellos hasta que se les encuentre un hogar. 

La ASOCIACIÓN en la que colabora mi PASEANTE DE PERROS es APA PUPPY BILBAO. 

Para ponernos en contacto con ella pincha en:

 WEB site:             http://www.puppybilbao.org 



No es la única, cada provincia española tiene una o varias organizaciones dedicadas a la labor de protección canina. Menciono esta porque es la que más conozco y sólo ha de tomarse como espejo de cualquier otra que podáis localizar en vuestro entorno. 

Aparte de dar a conocer la actividad de acogimiento y adopción de perros es necesario el compromiso personal de quienes están dispuestos a convertirse en PASEANTES DE PERROS INTERNACIONALES y colaborar en el transporte de los animales que son adoptados allende nuestras fronteras. Estas personas son conocidas como PADRINOS DE VUELOS y acompañan a los perros en estos viajes hacia un destino mucho mejor que el del abandono.


*Pincha para ver un interesante artículo de El mundo.es sobre "Salvad a los perros españoles".

**Pincha para conocer la web de APA SOS Bilbao



martes, 1 de enero de 2013

CON SABOR A TEÍNA





Acceso tienda-salón de té Vailima (Madrid)
En el momento en que atraviesas sus puertas te das cuenta de que entras en un local de hostelería con ambiente propio. 

Los colores predominantes bailan la gama pastel y van del rosa al verde, pasando por el azul pálido y los marrones suaves.

El servicio de mesa no es escaso: siempre una buena tetera, su jarrita de leche, su azúcar de caña en terrones, su plato con sandwiches, sus otros platos con alguna tarta selecta, sus cubiertos completos...

Llegar al extremo de una limpia servilleta de tela es mejor no buscarlo, porque no son tiempos de relumbrón. Tendremos que conformarnos con un papel grueso y suave con alguna impresión elegante.

Las cartas de infusiones, chocolates y cafés suelen ser amplias, variadas e impresionan con nombres poco comunes que recuerdan países lejanos y tiempos igual de convulsos que los que vivimos.

Mesa de Living in London
Al tomar asiento en sus sillas parisinas o en sus bancos forrados con cojines mullidos, miramos alrededor y podemos fijar nuestra vista en lámparas de cristal, cuadros que imitan grabados antiguos, papeles pintados en las paredes que nos recuerdan estancias británicas de mansiones de la campiña, estores o cortinas con bordados, mantelitos de tela sobre mesas de madera, sin música ambiental, pero con el murmullo mezclado de varias conversaciones al mismo tiempo…. 

Si observamos ese ambiente es que nos encontramos dentro de uno de los muchos salones de té que se han abierto por doquier imitando el estilo de las estancias que vemos en “Downton Abbey” o en cualquiera de las series de época que conseguimos gracias a YouTube y que tan bien sabe producir la BBC británica.

Cuando consultemos sus cartas estaremos en disposición de tomar un delicioso té completo. A modo de ejemplo describimos lo que se ve en la foto superior y su coste:


Te living............................................3,40€
Chocolate Cadbury...........................3,50€
Bizcocho Clatted crema....................3,40€
Sandwiches fríos (2 u.).....................3,60€
Total................................................14,10€

Este otoño he podido visitar y degustar los productos que tienen disponibles dos salones de té de Madrid y me gustaría destacar unos cuantos aspectos que  comparten, no sé si pretendiéndolo o porque no queda otro remedio.

El primer establecimiento es Vailima.

Se encuentra en Madrid, en la calle General Pardiñas, 54 y se describe en su página web como "Un lugar donde perderse y dejar que mil y un embriagadores sabores acaricien tu paladar"

Desde la tienda de Living in London. Entrada al salón
Está cerca de la Fundación March (donde recuerdo que hasta el 20 de enero se puede ver la excelente exposión La Isla del Tesoro. De Holbein a Hockney, que comentamos la semana pasada en este blog).


Una cadena que está triunfado en la capital de España y que ha servido como referente a nuevos locales abiertos bajo su paraguas de sabor a teína y a dulce pasado por pepino en sándwich.

En ambos locales encontraremos aspectos estéticos que comparten:

No atiende una doncella con cofia y delantal blancos inmaculados, ni falta que hace. En ambos locales la atención proviene de una pareja de latinoamericanos (chico y chica) y es correcta y merecedora de esa cada vez más difícil propina.

Tanto en “Vailima” como en “Living in London” tendremos la posibilidad de comprar en sus correspondientes puntos de venta (a la entrada de los locales) los productos que sirven. Desde una amplia selección de té, pasando por “cacharritos” de servicio y deliciosos paquetes de galletas y otras variedades dulces y salados para acompañar nuestras bebidas.

La decoración de “Living in London” y de “Vailima” imita la primera mitad del siglo XX y finales del XIX. Aires ingleses en el primer establecimiento y franceses en el segundo.

Los estampados de las telas y papeles que cubren mesas, sillas e informan sobre el salón son todos de gama suave, colores cálidos y “femeninos” (muchas florecitas, grecas, animalitos…).

Un aspecto mejorable es el de la limpieza de esos tejidos que cubren los asientos de las sillas y los manteles de las mesas. Se presentan a nuestra vista deslavados, sin brillo, apagados, incluso con manchas incrustadas de difícil solución.

Tienda de Vaimila desde el salón de té.
Es una pena que el ambiente tan sofisticado y relajado que quieren imponer estos salones se vea enrarecido por la falta de un buen servicio de lavandería. 

¿No podrían encargar dos o más juegos de fundas para cada asiento y así se podrían organizar con un mantenimiento más acorde con la atmósfera que se intenta crear? Pregunto al aire de la web.

Otro aspecto que merecería un toque es el del espacio físico de que disponen.

Para mi gusto, está demasiado aprovechado, casi podría decirse que da la impresión de estar excesivamente “apretujado” (sobre todo en el Living... de Santa Engracia).

Casi no hay separación entre las mesas para poder pasar a los asientos de banco corrido en la pared y los pasillos entre mesas son verdaderamente estrechos y difíciles de sortear para los camareros.

Así y todo, cuando nos hemos sentado en nuestra mesa, hemos recibido nuestro pedido, conseguimos dar un par de sorbos al té y un suave mordisco a nuestro emparedado o a nuestro pastel, el goce puede crear adicción.


¿A QUIÉN RECOMENDAR LA EXPERIENCIA DE UN SALÓN DE TÉ?


Básicamente, a todas aquellas personas que sean consumidoras habituales de té,  chocolate y café.

Desayuno en Vaimila
A quienes quieran probar y experimentar con sabores diferentes.

Imprescindible para los vagos que preparan sus té en casa a la carrera y usando el microondas para calentar el agua (ese desatino matinal para corredores desfondados). Así sabrán a qué sabe un buen té.

Para todos aquellos amantes de los buenos dulces y para los salerosos que tienen a bien confiar sus papilas a sándwiches de pepinos y foies de desigual procedencia.

En definitiva, para todos los amantes de lo sofisticado sin pasarse, en lo económico y en lo social, y para todos aquellos a quienes les apetece parar al menos una hora y relajarse sin música estridente y con el acompañamiento de un surtido de ricos alimentos y bebidas con un relativo silencio de murmullos que no molestan.

¡Ah! y, por supuesto, hoy, primer día del Nuevo Año 2013, una visita muy recomendable para todos los que quieran relajar los excesos de fiestas familiares y sociales.


¡BUENA  ENTRADA DE AÑO 2013
 A TODOS LOS LECTORES!