CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

sábado, 27 de abril de 2013

PARA FASHIONISTAS


A otra mala mañana de viernes tenemos que buscarle una buena mañana-noche de distracción.

La de ayer, aparte de desperezarse con esos insanos datos de paro y esos comentarios gubernamentales acerca de su "sostenella y no enmendalla", se despidió con visita a una exposición.

En el  
Espacio de Creación Contemporánea   
ECCO  (Paseo Carlos III, s/n)
se puede ver la







hasta el próximo 15 de mayo.


Una muestra de vestidos femeninos serigrafiados, pintados al óleo o con técnicas mixtas creados por artistas de uno y otro lado del Atlántico.

Chaqueta de Antonio Felipe
El título de ..... Fashion Art, Art Fashion está muy bien elegido porque  une el diseño de ropa para fashionistas con la creación única de pintores, escultores y artistas de varias tendencias plásticas.

El resultado es espectacular, colorista, optimista y bello.

Un paseo relajante en medio de la fealdad que supone tragar el ricino más amargo que no paran de recetarnos nuestros ínclitos políticos.
Diseño de Manolo Valdés



EXPOSICIÓN RENOVADA Y QUINCEAÑERA


El autor y promotor de esta iniciativa es el diseñador español Manuel Fernández, a quien le cabe el honor de haber sido el primer creador español de moda que desfiló en la Fashion Week de New York con su propio nombre .

La idea de ofrecer a un artista plástico una tela blanca para que la pinte y la convierta en un vestido-lienzo surge en 1998 y, desde entonces, artistas de toda condición han aceptado y elaborado sus propuestas.

Hasta la fecha son más de 150 los nombres que se han sumado a esta experiencia creada por Manuel Fernández. Entre ellos, podemos citar a: Eduardo Úrculo, Eduardo Chillida Belzunce, Canogar, Diego Pombo, Gordillo, Ciria, San León y Sandoval.
"Óleo" de Jorge Velarde

La que podemos ver en Cádiz consta de 51 vestidos y 5 chaquetas.

Alguno de vosotros ya la pudo apreciar en el Casino de la Exposición de Sevilla, del 15 de diciembre de 2011 al 3 de febrero de 2012.

Los autores de los vestidos-lienzos son en esta ocasión:




Iberoamericanos:
 
Diego Pombo (Colombia), Maripaz Jaramillo (Colombia), Martha Sánchez (Colombia), Ana Isabel Díaz (Colombia), José Anzízar (Argentina), Carlos Gorriarena (Argentina), Wilson Paccha (Ecuador), Peter Musfeld (Ecuador), Paco Cuesta (Ecuador), , Osvaldo Viteri (Ecuador), Verónica Guzmán (México), Genoveva Fernández (Argentina), Pablo Siquier (Argentina), Guillermo Trujillo (Panamá), Leslie Milson (Panamá), Tavo Toral (Panamá) Pedro Sandoval (Venezuela).


José Luis Anzizar

De España:  

Manolo Valdés, José Manuel Ciria, José San León, Ouka Leele, Rafael Canogar, Juan Genovés, Mp & Mp rosado, Juanjo Castillo, Sigfrido Martín Vegue, Jesús Zurita, Simón Zabell, Matías Sánchez, Abraham Lacalle, Úrculo, Miki Leal, Luis Gordillo, Adriana Torres de Silva, María Cañas, Anuca Aisa, Mar García Ranero, Pepe Barragán, Olga Sinclair, Margarita Mesa, Darío Basso,  Demo,  Ciria, Jarr.





Las chaquetas son obra de:

Antonio de Felipe, Manuel Salinas, Manuel Pérez Tapias, Miguel Sanson. 
 

No obstante, en la de Cádiz hay 5 creaciones propias de artistas gaditanos: 

Miguel Ceballos, Juan Ángel González de la Calle, Lita Mora, Colectivo Vendaval y Pablo Fernández Pujol.



A continuación podéis ver la noticia sobre la convocatoria sevillana en un video de Noticias Andalucía de RTVE





Si algún sevillano no pudo verla o cualquiera de los que van a recalar en Cádiz los próximos días se declara fashionista o quiere saber qué puede englobar dicho concepto, tiene una cita agradable que apuntar.

viernes, 26 de abril de 2013

FOTOS PARA EVADIRSE DEL NÚMERO 6 millones


PUNTO DE PARTIDA

Por primera vez en mi vida recibo en mano y en la puerta de mi casa uno de los periódicos que todavía se editan en papel en España.

Tremenda ilusión y doble alegría.

Una ilusión porque aún se cree en el papel y lo táctil.

Doble alegría porque la sensación de virtualidad electrónica inmediata se palia con el acercamiento del medio al usuario (¡en mano!, ¡sólo para mí!) y por el contacto social que se aprecia en el "buenos días", en el "aquí tiene SU periódico".... 

Estaré caduca, pero ¡he sentido placer!




BRUTAL REALIDAD


Goce que me ha durado un minuto.

El que me ha llevado bajar de la nube y reparar en el titular de la noticia central de la portada del periódico. La que, aseguro, llevarán todos los diarios que publiquen hoy en este país:

Más de 6 MILLONES de personas en situación de desempleo según la encuesta de la EPA.

¿Qué clase de gobernantes tenemos o nos merecemos para que un país aguante una serie de políticas económicas y laborales que lo único que hacen es subir ese número cada vez más arriba?

Si queréis leer malas cifras o desesperaros aún más, pasaros por las páginas de los sesudos economistas, los partidos políticos que estuvieron en el poder y ahora critican la situación que ellos ayudaron a crear, o por los sindicatos que cada vez son menos clasistas, o por los opinadores de todo y para nada bueno, o, por supuesto, dejaros caer de rodillas con el "Viernes de Dolores" que una vez más inaugurará el Gobierno actual cuando dé a conocer sus nuevos repasos al cada vez más menguado bienestar de sus ciudadanos.




PROPUESTA PERSONAL CARGADA DE CINISMO

Hoy, por mi parte, dos fotos propias como símbolos de relax y reflexión. Más que nada por relajar la mente antes de pasar a la acción y abandonar la pasividad.





sábado, 13 de abril de 2013

OBSOLESCENCIA DESPROGRAMADA


Llega un día en que los aparatos electrónicos que poseemos deciden morir sin previo aviso y por la tremenda.

Generalmente sucede a los dos o tres años de vida en todos aquellos aparatos venidos al mundo en este siglo.

Tal acontecimiento se denomina OBSOLESCENCIA PROGRAMADA.

Obsolescencia.

1. f. Cualidad de obsolescente.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

obsoleto, ta.

(Del lat. obsolētus).

1. adj. Poco usado.

2. adj. Anticuado, inadecuado a las circunstancias actuales.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

En pocas semanas, coincidiendo con la llegada de la primavera y el cambio horario, el ordenador portátil familiar y uno de los teléfonos móviles han perecido en circunstancias muy parecidas.

El laptop funcionaba perfectamente, no contenía ni un 25% de memoria de almacenamiento completada y era tratado con afecto, limpieza y buen uso.

Su antivirus era diariamente actualizado, sus contenidos carecían de dudosa procedencia y su batería externa e interna eran bien mantenidas. 

No obstante, un día, al apretar el botón de encendido, no despertó. 

Sin más, sin aviso, después de haber sido apagado la noche anterior siguiendo todo el protocolo, el ordenador portátil decidió cumplir con su programada obsolescencia.

Como todos daréis por supuesto, llamamos al informático de cabecera. Hoy en día una figura familiar tan importante como el cura de pueblo o el médico de familia

Nuestro informático es una persona de confianza a todos los efectos que, amorosamente, coge en su seno el portátil, lo arropa y se lo lleva para ser investigado.

No te engaña y da por supuesto que la enfermedad que lo afecta es preocupante. Según él, esta vez, no va a poder aliviarse con una reconfiguración o un nuevo programa, sino que, por desgracia, tenemos que tomar conciencia de que la placa base o motherboard podría estar severamente afectada y moribunda.

Cuando el informático efectuó su chequeo, confirmó el diagnóstico previo y me conminó a buscar una nueva placa, hablar con el servicio técnico de la marca y, según los precios que me ofertaran, decidir reemplazar el elemento dañado o dar por finiquitado el aparato.

Mi cabeza no aceptaba que tenía que dar por muerto un aparato que todavía no había celebrado su tercer cumpleaños.

Que sólo por el hecho de haber perdido el contacto del botón de encendido con la dichosa placa base, ¿cómo era posible que no hubiera un arreglo, un punto de contacto reparable para que todo volviera a su ser?

¿Cómo querían que entendiera que un todo compuesto de múltiples enlaces y conexiones carezca de mecánicos especialistas que se atrevan a meter mano y enlazar lo que se hubiera desconectado?

Así estaba, a punto de descubrir que la dichosa motherboard es un elemento imprescindible, inseparable y muy más que trinitario unificador de todo aparato donde se encuentre instalado.

Es un dios, un demiurgo, el fundamento, la raíz y principio fundamental.

Cuando contacto y envío el ordenador portátil a su servicio técnico (donde supongo sus ingenieros de placas base van a ponerlo de nuevo en marcha), me informan de que la única solución viable es sustituir la pieza madre defectuosa previo pago de 250€, IVA incluido. 

Mi cabeza hace clic y se encuentra por fin con la sociedad tecnológica actual que se rige por el principio de obsolescencia programada inmutable y firme.

Por ese precio es mejor que me compre uno nuevo, con mejores prestaciones y el Windows8 recién salido al mercado. 
Imagen web modificada.

Abro los ojos a la aceptación de que la vida de los productos electrónicos es menor y está programada a la inversa de la definición que aparece en el avance de la 23ª edición de Diccionario de la R.A.E.: 

"Preparar ciertas máquinas o aparatos para que empiecen a funcionar en el momento y en la forma deseados"


Desengañada por la triste realidad, tenía que aceptar que los portátiles, los Ipad, los teléfonos, los mp3...vienen preparados para que DEJEN de funcionar en el momento y en la forma que la industria "perteneciente o relativa al electrón" considera oportuno. Esto es:

 el menor tiempo posible.


Al mismo tiempo que vivía la situación anterior, mi móvil fenecía por sordera sin haber cumplido los cuatro años.

De una llamada a otra, sin más, dejó de tener la capacidad de poder oír a quien me llamaba.

¿Arreglo?

No merece la pena. A la larga es más caro que comprarte otro multimedia. Deberías entrar ya en el mundo de los WhatsAp, Play Store, Internet, Twitter y Facebook todos juntos en tu bolsillo del vaquero.

 
 


Así que, aquí estaba, recién empezado el mes de abril, como si viviera en un país europeo de esos que celebran el día de las bromas pesadas el 1º de abril en lugar del 28 de diciembre. 

Me encontraba metida en una gran broma aceptada por todo el mundo, que iba contra el principio más básico del Ecologismo que practico (no generar basura, o al menos hacerlo en la menor medida y riesgo para el medio ambiente).

¿Debía claudicar y correr a comprarme otro laptop? ¿Tirar -aunque sea al contenedor de aparatos electrónicos- sin más un útil de trabajo impecable pero con el corazón más que partío?

¿Asumir un elevado coste en su reparación asegurada?

Mi contestación a estas diatribas fue sencilla: NO.

No a tirar sin más. No al olvido. No a la sustitución "porque yo lo puedo". 

Tenía que buscar una solución al problema, la menos costosa y la más lógica.

Tenía que llegar a alguien capaz de meter mano a un cadáver despreciado.
    

RESURRECCIÓN


Si se sabe tener una pizca de paciencia, la ajetreada vida que nos toca padecer quizás nos provea de un mago, hada madrina o meiga que se atreva a "meter mano" al aparato desahuciado.

Bajo el lema popular que reza "de perdidos, al río", ese manitas, "chapú" o "bricomaniático" abrirá el portátil o el teléfono móvil, rasca una parte de la especie de gelatina que aísla las placas base de los utensilios y se atreve a aplicar conocimientos mecánicos y eléctricos para que vuelva a ponerse en marcha el aparato.

En mi caso, un mecánico cogió mi portátil, levantó la sustancia en zona de la placa donde podía estar el cortocircuito, arregló y puso de nuevo en marcha el power estropeado.

Por no sé cuánto tiempo más y por mucho menos dinero del que me pedía el servicio técnico del producto, vuelvo a tener en marcha mi laptop.

He conseguido resucitar a un muerto prematuro. He combatido la OBSOLESCENCIA PROGRAMADA con hondas y, como David, he conseguido asestarle un certero golpe.

Desde aquí quiero animar a que se luche y se consiga DESPROGRAMAR este continuo tirar a la basura aparatos electrónicos que, cualquier día, van a sepultarnos física y mentalmente. 





miércoles, 3 de abril de 2013

HUBO UNA VEZ UN ACTOR HIPERBÓLICO. MARLON BRANDO. FAVORITOS 4




Hoy, 3 de abril de 2013, además de celebrar el nacimiento de un nuevo diario en la ciudad de Cádiz, hay un favorito de esta bloguera que, una hora antes de la media noche, cumpliría 89 años.
Nacido en Omaha, de ascendencia irlandesa y con una de las más versátiles, intensa y cautivadora interpretación actoral cinematográfica, MARLON BRANDO llegó en mi  infancia para quedárseme bien agarrado. 

De entre los recuerdos que este actor divino destaca en sus memorias me llamó la atención el que siempre le venía a la memoria cuando pensaba en su madre: (pincha en el texto en verde para escuchar "Las canciones que mi madre me enseñó" de Antonín Dvorák mientras lees las palabras de Brando)

"...mientras ella tocaba; era una de las pocas ocasiones en que había alguna actividad familiar. Mi madre conocía todas las canciones que se habían escrito, y por razones que desconozco, tal vez porque quería complacerla, yo memorizaba todas las letras que podía. Hasta el día de hoy recuerdo la música y la letra de miles de canciones que mi madre me enseñó. Jamás he logrado recordar el número de mi permiso de conducir, y ha habido ocasiones en las que ni siquiera me he podido acordar de mi propio número de teléfono; pero cuando oigo una canción, aunque sólo sea una vez, ya nunca olvido la melodía y la letra ... No existe casi ninguna cultura cuya música no me sea familiar. En cambio, por extraño que parezca, no logro recordar ni una sola canción escrita después de los años setenta." 

Biografía: "Brando. Las canciones que mi madre me enseñó", autores: Brando, Marlon - Lindsey Robert, 1ª ed. en "Compactos", nº 236,  Barcelona, Anagrama, 2000. 365 p.,[56] h. de láminas: ilustraciones.




http://youtu.be/5A1HWEub0hg
Por eso no me extraña que se atreviera a cantar junto otros dos de mis favoritos: FRANK SINATRA  y JEAN SIMMONS en uno de los musicales más divertidos que se han llevado a la escena y a la pantalla: "Guys and Dolls" (Ellos y ellas), 1955, basado en un relato de Damon Runyon que podéis leer en español en "Incidente en Broadway y otras historias" de la editorial Versal -libro que no voy a prestar a nadie, of course, pero que si pincháis en el enlace os recomiendo comprar-.







Si una, cuando niña, una noche entre semana, en la única televisión que había (TVE) se encuentra con este hombre, diciendo estas cosas, mirando de esa manera y gritando de ese modo....

...no creéis que es normal que, o bien se pregunte:
  1. ¿Qué le pasa a este tío? ¡Qué bestia malnacida!
  2. O, como fue mi caso, te quedas con la boca más que abierta, muda por no entender del todo la situación y el peligro que entraña la escena, pero intuyendo que acabas de descubrir a un dios con forma de hombre americano que, sin ser un Adonis, semeja a Hércules odiséico filtrado con envoltura de Apolo...
 


... con el carisma de un Padrino...

...la brutalidad de un choque de tranvía ...

...con la gracia esperpéntica (según sus palabras) de un japonés en una casa de té...


...con la sensualidad de un tango enmascarada en sexo y depresión parisina...
 
... con las aventuras en alta mar rodeado de islas paradisíacas...

  ...afín al compromiso social...

...como revolucionario mexicano...
 ...denunciando la delación y la injusticia laboral silenciadas por las leyes mafiosas...


... con la renuncia al amor juvenil por alcanzar gloria inmortal y cetro imperial...  
 ... impecable al anunciar la muerte de César y su venganza con voz shakesperiana...

...un militar sin salir del armario casado con una gata de zinc caliente...

...el precursor de una imagen salvaje mil veces copiada...



...con la violencia de un corazón en tinieblas... 

... MARLON BRANDO nos ha legado con sus casi medio centenar de interpretaciones fílmicas un espejo donde vemos reflejados todos los sentimientos humanos de forma hiperbólica.
 
Su voz llena de matices, capaz de reproducir acentos y susurrar o gritar con igual ímpetu se forjó en las tablas teatrales (algo que sería necesario recuperar en la escena actoral española y hollywoodiense).




  Marlon Brando como Marco Antonio en la película "Julio César" de J. L. Mankiewicz (1953), basada en el texto de W. Shakespeare. Con su propia voz, y con la de Rogelio Hernández a la derecha.
Fue tan impactante la actuación que ofreció en Broadway o en cualquiera de las ciudades norteamericanas por las que pasaron sus giras teatrales que, cuando la obra de Tennessee Williams “Un tranvía llamado deseo”  fue filmada por el controvertido director Elia Kazan,  no se dudó en ofrecer a MARLON BRANDO el mismo papel que interpretó en el teatro.

Desde ese momento los premios fueron una constante en su vida como se puede ver en esta relación de IMDB.


De entre ellos cabe destacar sus dos Oscar por "La ley del silencio" y la polémica recepción por "El Padrino I" .  




 


En España sólo fue reconocido por el Festival de San Sebastián con la Concha de Oro de 1961 a su ópera prima como director, "El rostro impenetrable", que protagonizó junto a su gran amigo Karl Malden.



Se casó en tres ocasiones:  Anna Kashfi (1957-1959), Movita Castaneda (1960-1962) y Tarita Teriipia (1962-1972).

Tuvo quince hijos reconocidos: Christian Brando, Cheyenne Brando, Miko Castaneda Brando, Dylan Brando, Raiatua Brando, Rebecca Brando, Stephen Blackehart, Timothy Gahan Brando, Simon Teihotu Brando, Ninna Priscilla Brando, Myles Jonathan Brando, Petra Brando-Corval, Michael Gilman, Maimiti Brando, Angelique Brando.

Cinco de ellos de sus tres matrimonios y el resto de diferentes y dispares relaciones más o menos formales.

 

Marlon Brando Interview - 'Larry King Live' (1994)


Sé reconocer que a MARLON BRANDO se le ama incondicionalmente, como confieso es mi caso, o no se le perdona ni uno de sus momentos. Este es el caso del director Fernando Trueba cuando manifestó su desapego por él en este artículo de 2008, del que selecciono ciertas perlas:

"Brando es el prototipo del actor que está siempre por encima del personaje, por encima de la historia, por encima de la película. Torturador de directores, es el inventor del actor con poder, al menos en su versión moderna. Ir a ver una película con él es como ir a ver un concierto donde el director y la orquesta tocan una partitura y el solista va por libre y, aún peor, está bebido."

 "En cuanto a Marlon Brando, sólo deberíamos hacerle responsable de sus propios trabajos y, aunque no ha llegado a caer en esa enfermedad terminal del actor que es el klauskinskismo, ha dado muestras suficientes de exhibicionismo, histrionismo e histeria como para que celebremos sus ausencias del cine y temblemos ante cada uno de sus publicitados retornos."

Aunque, recientemente, hay que alegrarse por su conversión al "brandismo" gracias a Guillermo Cabrera Infante. ¡Bienvenido Trueba!

"Su entrevista con Marlon Brando es literatura y a la vez es cine. Hacía tiempo que nadie me hacía recorrer La Habana de esta manera, y además con Marlon Brando. Yo toda mi vida he odiado a Marlon Brando. No me gusta nada como actor, tengo un enorme desprecio por él y todo lo que representa. Siempre me ha caído muy mal como persona sin conocerle. Y a pesar de todos mis amigos que lo adoraban, y lo defendían y decían que era el mejor actor de la Historia... yo siempre le he detestado, y además lo he considerado culpable de muchas de las enfermedades del cine contemporáneo. Bueno, pues este libro ha conseguido que me caiga bien Marlon Brando, es increíble lo de Guillermo, se lo he dicho a mi mujer. ¡Tienes que leerlo! Es que me ha caído tan bien..."  Pincha aquí para ver el texto completo. 

Cabrera Infante con Marlon Brando. Foto: Agraz
 
Por desgracia, creo que las nuevas generaciones desconocen o van a tardar mucho en valorar esta figura cinematográfica en toda su extensión.

Desde aquí me gustaría exhortar a RTVE para que retome un día a la semana aquellos ciclos dedicados a un actor en concreto, con una semblanza y unas opiniones a favor y en contra que descubrieran las caras y las cruces del buen cine y los buenos actores clásicos. Why not?

Es más, aprovechando que el pseudo romántico-erótico relato “50 sombras de Grey” está tan de moda, ¿por qué no reivindicar su intensa búsqueda de vida en medio de las relaciones sexuales más descarnadas de los años 70 con la emisión en horario de audiencia destacada de ese enrevesado: “El último tango en París”?

 Gato Barbieri, Last tango in Paris.


Para terminar este recuerdo-celebración, como está tan de moda citar en Twitter y otros medios, me permito copiar las que encontré en este antiguo artículo de Taringa (atribuidas a Marlon Brando) y que, de ser ciertas, tan bien le definen:

- Un actor es una persona que no te escucha a menos que estés hablando de él. 
- Todas las noches, después de la actuación, había siete u ocho chicas 
esperándome en el camerino y yo elegía a una para pasar la noche. Para un joven de 24 años, aquello era maravilloso.  
- Debería haber sido peor actor y mejor padre. 
 
- No voy a echarme a los pies del público estadounidense para invitarles a 
entrar en mi alma. Mi alma es un lugar privado. Y tengo algo de rencor por el hecho de vivir en un sistema, en el que tienes que hacer eso...  
- Nadie quiere pensar en temas sociales, en la justicia social. (...) La mayoría 
de la gente sólo quieren su cerveza o su culebrón o su canción de cuna.  
- No creo en lo de lavar mi ropa interior sucia ante todo el mundo, y las 
confesiones de las estrellas cinematográficas no me interesan..  
- La gente es curiosa. Y la comercialización y la banalización de la curiosidad 
de la gente, es algo de lo que no quiero formar parte.  
- La gente tiene tendencia a mitificar a todo el mundo, sea bueno o malo.