CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

martes, 3 de junio de 2014

ESTA VA SIN FOTO.


Cuando un ciclo histórico se cierra YA ha empezado otro.

A cualquiera que le interese un mínimo la Historia, o que, cuando tuvo oportunidad de acercarse a ella en el colegio, prestó un poquito de interés sabe que la frase que encabeza este texto es bien cierta.

Es ridículo intentar aprender la Historia por fechas, periodos o acontecimientos sacados de contexto y no enlazados con el pasado. 

Todo lo que nos llega ha de ponerse en cuarentena y empezar a sacar documentación de donde escribir lo más aproximado a la realidad de lo que acontece.

Ayer el único rey de España que ha hecho historia conmigo anunció que pasaba el testigo a su hijo. 

Una sucesión tópica para este tipo de gobierno: la monarquía parlamentaria europea.

Desde las 10:30 a.m. del 2 de junio de 2014 en que se supo tal abdicación de poderes, el fantástico intelecto sarcástico para sacarle punta a todo lo divino y humano que caracteriza al pueblo español explotó sin remedio y con altura.

Quien no se ha reído, sonreído y exclamado un ¡por Dios, por Dios! viendo toda la parafernalia de dibujos, vídeos, caricaturas y chistes salidos de la decisión de nuestro Jefe de Estado, o está en coma o no tiene humor.

En mi opinión, ninguno de las parodias sobre el acontecimiento que he visto merece la menor crítica y sí deberían servir para "hacérselo mirar"  todos aquellos que nunca pasarán a la Historia y que ante una manifestación artística y creativa se les agria el carácter y la dicción.

Vi en televisión (creo que en la Cuatro) opinar con rigor, seriedad y sin chanza de ningún tipo sobre lo ocurrido en la Casa Real. 

Lo curioso es que quien así se expresaba era alguien a quien se le achaca parte de "culpa" de la abdicación por haber conseguido más de un millón de votos de gente que quiere cambiar, más que de Gobierno, de estructura democrática este país, y eso sin tener partido estructurado (sí, me estoy refiriendo a Pablo Iglesias, el de Podemos).

Sin embargo, ante la tranquilidad y la retórica del anterior, los contertulios "de siempre" que estaban en plató (Iglesias opinaba desde la calle) reían y entrecortaban sus palabras con aire nervioso de querer dejar por iluminado el mensaje de Podemos.

Como esta entrada no me la pidió nadie, ni se la debo a nadie, sino que simplemente sirve para mojarme ante quien me lea...

Después de lo anterior, sólo me resta empaparme.

Allá va mi opinión ante la disyuntiva República  versus Monarquía.

Ni una República es mejor que una Monarquía Parlamentaria, ni a la inversa

Depende de CÓMO esté legislada tanto una como otra.

Parece mejor (o más sencillo) CONTROLAR a una familia que ir sucediéndose familias por el poder

Una conocida y sabida desde la cuna, bien controlada desde el Parlamento, suele resultar menos onerosa que elecciones cada equis años para poner cara amable a nuestra representación por el mundo.

Siempre pensando en Monarquía Parlamentaria, subrayo con lápiz bien grueso.

 Ahora bien, estamos en el siglo XXI, donde las noticias se cuecen antes de producirse y se escribe de ellas en el mismo instante en que se crean.

Podemos controlar presupuestos de administraciones y gastos de difícil justificación al segundo y siempre que no vaya el dinero en sobres, sino que se registre (Banca online, tarjetas de crédito...). 

Que nadie os diga que es imposible. 

No hay más que ver que un ayuntamiento saneado es un ente que lleva las cuentas "de la vieja" bien a la vista de sus administrados.

Intenta enviar 60 euros a tu sobrino de Bilbao por su cumpleaños, ingresándoselos en su cuenta desde la oficina de Cádiz. A mí me hacen fotocopia del DNI para realizar la imposición. Vamos, que el control es total y absoluto por tan nimia cantidad.

¿Cómo demonios hay millones y millones de euros desaparecidos desde las administraciones públicas, desde la más local hasta la más alta, la de ciertos miembros que ya no están en Casa Real, pero que sí estuvieron para lucrarse?

Si los resultados de las pasadas elecciones al Parlamento Europeo sirven para:

CONTROLAR quien va y quien viene en el entramado administrativo español, 
CUÁNTO cobra y en que se gasta el dinero público y, lo principal para mí,
de una vez y para siempre, asignar UN PUESTO PÚBLICO A UNA PERSONA, NO A UNA FAMILIA.

Es decir, el Presidente de Gobierno es el Señor Mariano Rajoy, nadie más de su familia.

El Rey o Jefe del Estado va a ser Felipe VI, nadie más de su familia.

Que vayan a trabajar a su puesto, como cualquier otro español, pero ¡demonios y mil demonios! QUE NO SE LLEVEN A LA FAMILIA AL TRABAJO.

La familia trabaja en la empresa de la familia, NO EN LA EMPRESA ESTATAL (que mucho se les oye decir a nuestros políticas que esta empresa es de TODOS LOS ESPAÑOLES).

Por cierto, a mí lo que me interesa es que, como nadie les ha obligado a que se dediquen a la política, los que sí quieran ser administradores del bien público, lo hagan por encima de sus caducos y casposos partidos e ideologías cada vez menos diferenciadas.

Sean reyes, príncipes, diputados, concejales... ¡ah! de senadores cuanto antes dejemos de hablar creo que sería mejor (el Senado es otro pozo sin fondo y retiro espiritual bien caro de políticos en reserva)

Lo dicho, a esta entrada le sobraban fotos. Todos los conocemos.