CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

miércoles, 12 de febrero de 2014

CUESTA DE MOYANO: LIBROS Y EDUCACIÓN




Cada vez que voy a Madrid no olvido pasarme por la calle de Claudio Moyano, más conocida como Cuesta de Moyano.

Allí hay una fila de casetas metálicas que suben la cuesta desde el Paseo del Prado hasta la calle Alfonso XII, justo donde hay una glorieta a la que se asoma el Real Observatorio Astronómico de Madrid.

Todavía me sorprendo cuando encuentro a grandes amigos lectores que desconocen este enclave.

Sobre todo porque esta larga hilera de librerías se halla a muy pocos metros de la Estación ferroviaria de Atocha. 

Así que os/les hago saber que tenéis/tienen una ineludible excusa para ir a estirar las piernas mientras, si se da el caso, se aguarda un enlace ferroviario.



Libros en Cuesta de Moyano

Si os gusta revolver entre libros viejos, usados, aún envueltos en su plástico original, con más años de edición que los que tengáis... también nuevos..., no dudéis en reservar en vuestro viaje a la capital de España un rato largo para cazar un título inesperado o aquel que desististeis de encontrar hace tiempo.



¿Quién fue CLAUDIO MOYANO SAMANIEGO

 

Estatua de Moyano en su Cuesta
Ni más ni menos que un político zamorano que vivió en todas las décadas del siglo XIX (1809 - 1890).

A los 23 años ya estaba doctorado en Derecho.

Ejerció la abogacía, pero enseguida tomó la senda de la enseñanza, llegando a ser Rector de las universidades de Valladolid (1843) y Madrid (1850).

Su carrera como político fue pareja a la universitaria.

En 1841, con 32 años, ya era alcalde de Valladolid. Tres años después fue elegido diputado a Cortes por Zamora.

De posiciones progresistas en su juventud fue abandonándolas con la edad.

Su carácter era muy especial, adusto y poco dado a "tonterías", aunque su humor se calificaba de fino e irónico.

Desde 1853 se vinculó a diferentes gobiernos de corte moderado e impulsó una Ley de Educación conocida como Ley Moyano (1857).

El germen de esta Ley está en el Proyecto de Ley de Instrucción Pública del 9 de diciembre de 1855 que el gobierno liberal de Alonso Martínez había alumbrado.

La Ley Moyano, a diferencia de las múltiples y cambiantes leyes educativas que estamos sufriendo en la actual democracia, sirvió, con las adaptaciones requeridas por los tiempos y los materiales, durante más de 100 años.
Viendo su retrato nos creemos su fama de férreo y puritano.

Lo cierto es que no se derogó hasta que en 1970 apareció la Ley General de Educación (conocida como Ley de Villar Palasí).

Incluso algunos aspectos de la Ley Moyano se mantuvieron hasta la LOGSE de 1990. 




 CARACTERÍSTICAS DE LA LEY MOYANO


Os dejo aquí siete aspectos de esta ley de educación (si pincháis en el enlace sobre estas líneas tenéis en pdf toda la Ley):


El currículo era cerrado y único para todas las escuelas.

La Ley Moyano definía qué/quién era MAESTRO. 

Había diferencia de sexo, tanto en el ámbito físico (niños y niñas estudiaban separados) como en los contenidos (los niños no aprendían a bordar, por ejemplo).

Los ayuntamientos corrían con los gastos de las escuelas y pagaban a las maestras. 

Educación primaria de los 6 a los 9 años.

Gratuita, si un cura daba fe de que la familia no tenía dinero para pagarla. 

Los estudiantes podían realizar el aprendizaje desde casa, pero los exámenes había que hacerlos en un colegio oficial. 



Espero que la próxima vez que paséis por Madrid os acerquéis a la Cuesta de Moyano, encontréis libros apetecibles y dediquéis un vistazo a la estatua de un hombre que hizo historia y cuya Ley principal influyó en la educación de este país a lo largo de una monarquía, dos repúblicas y dos dictaduras.







·     
·         
·