CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

viernes, 2 de enero de 2015

CÁDIZ: PON UN BALBO EN TU 2015



Ha llegado 2015.

Un nuevo año me recibe con valijas cargadas de las mejores expectativas.

Quiero FELICITAR A TODO EL QUE SE PASE POR AQUÍ sólo por el hecho de haber llegado a este momento.

A los políticos les voy a oír de pasada, porque si les oigo a fondo ya subo al 2015 'amargaíta'.

Reservo para mí y los míos mis aspiraciones o antojos más personales.

Pero quiero hacer público y extensible para cualquier geografía en decadencia, un deseo que personalizo en Cádiz ciudad y su provincia:


Ojalá en el año de 'la niña bonita' se presentara en las tierras gaditanas la reencarnación de una familia romana originaria de estos parajes que los habitaron allá por el siglo I a.C.:  

los BALBO.

Familia de origen púnico  que se dedicó al comercio con muy buena fortuna.

Su poder económico lo utilizaron para su propio poder político, pero también para Cádiz, llamada entonces Gades.

Los habitantes gaditanos consiguieron ser ciudadanos romanos cuando Gades se convirtió en ciudad federada de Roma,  civitas foederata.

Entre los derechos que tal condición suponía hay que destacar uno que hoy en día nos vendría de perlas.

Gades podía emitir moneda propia, lo que equivalía a controlar su economía.

Las monedas gaditanas tenían un Hércules en una de sus caras y dos atunes en la contraria.


Vía Herculea/Augusta
Además contó con:

un faro espectacular para guiar las naves que recalaban en sus puertos, 

un templo en la isla de Sancti Petri,

comunicaciones terrestres de considerable importancia (la Vía Hercúlea que después se denominó Vía Augusta), (¿Corredor del Mediterráneo en ciernes?)

un acueducto (del que se pueden ver restos en la Plaza Asdrúbal de la capital) que al término del imperio romano desapareció y supuso que, hasta el siglo XIX, Cádiz tuviera que surtirse de agua mediante cisternas puesto que la traída de agua desde la península se vio interrumpida. 



Cádiz, en tiempo de los Balbo era uno de los departamentos de la Bética que podía administrar justicia. Era uno de los cuatro conventus béticos: Córdoba, Sevilla, Écija y Cádiz.

Todo lo anterior gracias a la buena mano de unos políticos ricos ('no nos hagamos cruces') que supieron acrecentar su economía particular y de paso ganarse al pueblo gaditano porque también lo elevaban consigo (algo que ahora se echa de menos: la solidaridad y el 'reparto' de algunas riquezas):


Un oligarca en todo el sentido de la palabra que la R.A.E. le da (sobre todo en su 3ª acepción):

oligarquía.
(Del gr. ὀλιγαρχία).
1. f. Gobierno de pocos.
2. f. Forma de gobierno en la cual el poder supremo es ejercido por un reducido grupo de personas que pertenecen a una misma clase social.
3. f. Conjunto de algunos poderosos negociantes que se aúnan para que todos los negocios dependan de su arbitrio.


No sólo él, sino también su sobrino


que consolidó los logros de su tío, ensanchó la ciudad y el puerto y mantuvo las buenas relaciones con la metrópoli romana e, incluso, estrenó obras autobiográficas en el teatro romano gaditano (que lleva 3 años cerrado por 'obras de emergencia').

Fotos y montaje de la autora del blog.


La familia Balbo, cual 'principales' de nuestra época, se dedicó a obsequiar a Julio César con ofrendas a Hércules-Melkart, en cuyo templo el político romano tuvo sueños premonitorios sobre su futuro poder.


Mediaron y utilizaron su buena estrella comercial y política, pero con una punta de estrella hacia la que mirar: Gades, para la que consiguieron el título de Augusta Urbs Gaditana.


 
Y llegados a este punto, ya os veo ojipláticos 'revisitando' lo anteriormente dicho por mor de verme defensora de un gobierno oligarca para Cádiz. 


Pues, NO.

Que no van por ahí los tiros.


Que eso ya está bien asentado, o es que todos los tejemanejes de todas las administraciones políticas que nos gobiernan no son oligarcas a su manera moderna y fina (ERES, Formaciones no realizadas, obras públicas que se eternizan y triplican su presupuesto inicial, amigos que cubren puestos públicos sin derecho a ellos, comercios y empresas que cuesta un triunfo poner en marcha sin pagar peajes innecesarios....).

Lo que pido para Cádiz en este 2015 que acaba de empezar es un Balbo Mayor, o Menor, interesado en que la ciudad, la provincia y sus habitantes consigan:

residir en un lugar de importancia, no sólo para liderar listas de paro y pobreza de servicio social,

unas buenas y recias perspectivas económicas, 

un capital 'romano', 'cartaginés' o europeo, pero que sirva para inversiones reales (no inaugurar por enésima vez Parques industriales tipo Aletas = humo),

una buena levantera que acabe con los húmedos dedos de corruptos que nos limosnean barriendo cualquier futuro visible...

...entre otros deseos.
 

En definitiva, 2015 será el año de las elecciones políticas: municipales en primavera y generales en otoño/invierno, y, por lo tanto, me gustaría ver un 'Balbo' que se moje (no en Youtube, please) con los problemas de Cádiz y, sobre todo, que dé respuestas a los mismos

Porque la enumeración de todos los problemas gaditanos la puede hacer cualquiera, así que, pido que quienes se postulen para ocupar puestos políticos aporten su solución y, muy importante, se comprometan  con ella.