CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

martes, 31 de marzo de 2015

RECOMENDACIONES PARA CORTO VIAJE A BILBAO Y ALREDEDORES



Un par de días después de terminar Carnaval, una pareja gaditana me pidió que les recomendara los sitios de Bilbao y alrededores que, disponiendo de tres días completos y un par de medios días, no deberían perderse.

Ayuntamiento de Bilbao a través de Variante Ovoide de Oteiza.
Lo que sigue es ese compendio de lugares que, en base a mi vivencia y a mi gusto, nadie debería dejar de visitar si planifica un viaje tan corto y si, además, es una primera toma de contacto con mi querida tierra vizcaína.

Empezaremos por la Gran Vía Don Diego López de Haro, la columna vertebral para conocer lo imprescindible de Bilbao.

Las calles que entran y salen a ella, las vías semicirculares que empiezan y terminan en ella, son el recorrido básico que todo buen paseante bilbaíno dominará.

Para amantes de la historia, en este breve vídeo podéis ver quién fue Don Diego López de Haro, el fundador de Bilbao, que, curiosamente,  falleció en Algeciras



1-     Ensanche bilbaíno. 

Para iniciar este 'paseo', habrá que ir desde el hotel a la Plaza Elíptica / Moyúa que está justo en medio del trazado de la Gran Vía.

Palacio Chávarri en la Plaza Elíptica.
Allí hay interesantes edificios: el Hotel Carlton, el palacio Chávarri (sede del Gobernador, hoy Delegado del Gobierno), Hacienda
Desde esta plaza se puede emprender una ruta relajante, cultural y de toma de contacto con Bilbao, su ría y su ocio.

Pasear por la Gran Vía hasta el Sagrado Corazón (estatua bien alta que no dejaréis de ver) es la opción más recomendable para ir haciéndose una idea de qué y quiénes pueblan Bilbao.

Rotonda Sagrado Corazón
Cuando lleguéis a la rotonda del Sagrado Corazón girar a la derecha y, por las zonas verdes, ir descubriendo nuevos y viejos edificios.

La intención es llegar al Museo Guggenheim viendo:


El Museo de Bellas Artes. Si os gustan los museos este es el mejor.

El paseo lo haréis hasta aquí por el Parque de Bilbao. Al mismo tiempo iréis siempre con la Ría a vuestra izquierda.

La elevadísima torre de Iberdrola la veréis por todos lados, gracias a este paseo la podréis contemplar desde su base.

Si continuáis paralelos a la Ría, os toparéis con la Universidad de Deusto, la nueva pasarela de la Biblioteca y llegaréis al Guggenheim (al lado del museo tenéis una oficina de turismo que funciona/ba) muy bien y donde os informarán de medios de transporte a pueblos cercanos.

Torres Isozaki con la pasarela Zubizuri al fondo.
Después del Guggenheim, seguid por el camino a pie de Ría hacia las Torres de Isozaki, la polémica pasarela de Calatrava o Zubizuri y, o bien por ella, o por el siguiente puente (el del Ayuntamiento), pasad al otro lado de la Ría y continuad por el paseo paralelo dejando la Ría a la derecha.

Cuando rebaséis el Ayuntamiento bilbaíno, por un parquecito llegaréis a la zona de las 7 Calles (Casco Viejo de Bilbao).

Antes de adentraros en ellas, os animo a continuar el paseo hasta el Teatro Arriaga, es decir seguir paralelos a la Ría.

Al lado del Teatro Arriaga tenéis el Puente del Arenal (el cual os recomiendo tomar cuando regreséis hacia la Gran Vía).

Araña de Bourgeois junto al Guggenheim.
Una vez llegados al Teatro Arriaga, si se os ha hecho de noche, dejaría las 7 Calles para otra mañana.

En esas calles vais a ver el origen de Bilbao: la Iglesia de San Antón con su puente y el mercado de La Ribera, junto a él. Edificio que os recomiendo conocer y ver cómo se vende en una plaza señera de Bilbao (por la mañana, claro).

En el centro de las 7 calles está la catedral de Santiago. Tampoco dejaría de lado el Museo Etnográfico y la Biblioteca de Bidebarrieta (calle Bidebarrieta, al lado del Teatro Arriaga).

Mucho comercio y muchas tascas para tapear en estas calles. 
Imperdonable no hacer un alto en La Plaza Nueva: en ella, dos establecimientos de reconocido prestigio el Víctor Montes y el Café Bar Bilbao .


2. De Bilbao, dos lugares más:



1/ El Bilbao 100% financiero, comercial y donde más gente vais a encontrar: lo que se conoce como Abando.

Va desde el inicio de la Gran Vía, monumento a López de Haro en la Plaza Circular / Biribila / España hasta la Plaza Elíptica donde hemos empezado el relato.
En la Plaza Circular, un desayuno o un ‘lo que sea’ en La Granja significa haber parado en esta concurrida y dinámica plaza.

Omnipresente Torre Iberdrola desde S. Mamés
Este tramo de la Gran Vía es casi peatonal (sólo pasan taxis y autobuses). El Corte Inglés, comercios fuertes, edificios de bancos y oficinas de lo mejor de la arquitectura bilbaína. Destacaría el Palacio de la Diputación y su biblioteca.
Para tomar pintxos (pinchos) por esta zona, dos sitios con solera:
La calle Ledesma, por la tarde y por la mañana hay horas punta de salida a comer y fin de jornada laboral en que la veréis a tope, pero no dudéis en entrar en cualquiera de sus bares a tapear.

Los Jardines Albia: el Iruña en una esquina cerca del Palacio de Justicia es un clásico del tapeo y el Kafe Antzokia para comer, también. Edificios de estos jardines: la iglesia de San Vicente, Sabin Etxea, y el Palacio de Justicia.

2/ Coger el Funicular a Artxanda y contemplar Bilbao desde lo alto. Entenderéis por qué se la llama El Botxo (bocho, hoyo en euskera).
Os recomiendo esta página web para informaros sobre los edificios que aquí os he indicado y muchos más:




3.- Portugalete/Getxo/Algorta.


Se puede ir en metro, pero recomiendo coger el tren línea C1 para que veáis la Margen Izquierda, la zona industrial (bueno, los restos industriales del Gran Bilbao) de Deusto, Barakaldo, Sestao…

Tren dirección Santurtzi y bajarse en Portugalete.

Por el parque de La Canilla de Portugalete, desde la estación hasta el Puente Colgante podréis ver lo que queda de los Altos Hornos de Sestao a vuestra espalda y, en un alto, a vuestra derecha, tenéis la Basílica de Santa María y un mirador del Abra bilbaíno muy recomendable.

Al alto de la Basílica podéis subir por un camino medieval que se toma a 50 metros a la derecha  después de salir de la estación del tren.

Vista de Portugalete, con la Basílica al fondo a la izqda. y barquilla deel Puente a la derecha.
Bajar por la calle Santa María, por la calle de Enmedio o por la de Coscojales a la Plaza del Mercado y al Ayuntamiento de Portugalete (un trazado 100% medieval).



Si el día está despejado, subir a la pasarela del Puente Colgante para ver la Ría y el Abra.

Bajar otra vez por el lado de Portugalete y pasar a Getxo en la barquilla del puente.

Para haceros una idea de la importancia de Portugalete os recomiendo este vídeo de YouTube donde recrea el origen medieval y marca lo que se puede ver hoy en día:


A la izquierda según se sale del Puente en Getxo, comienza el paseo marítimo de varios kilómetros que seguiréis hacia Algorta. Vistas excelentes, mansiones alucinantes (paneles explicativos a lo largo del paseo), playas, centros de ocio...

Casa Cisco en el Muelle de Las Arenas, Getxo
Recomendable llegar al Barrio de Pescadores de Algorta conocido como Puerto Viejo, que sube desde el propio paseo (al final) y donde se puede tapear y comer con muy buenas vistas.
Si el paseo se os ha hecho corto (¿?), se puede continuar por La Galea, en lo alto, un poco más allá del Puerto Viejo.

Veréis la costa, pasearéis junto a los acantilados, si estáis bien de pasta el Molino de Aixerrota es un restaurante con mucho encanto, o si el golf es vuestro deporte podréis mandar pelotas desde el de La Galea al fondo del mar, el paseo os llevará hasta Sopelana y sus playas.

Para volver a Bilbao buscar el metro en Algorta o en Sopelana.


4.- Sitios interesantes fuera de Bilbao:


Gernika (el árbol y las Juntas, el pueblo en sí, su mercado: tomates y pimientos con denominación).

Bermeo (el puerto y toda la idiosincrasia que observaréis).

San Juan de Gaztelugatxe (aunque aquí o pilláis una excursión, o taxi o coche).

Reserva de la Biosfera de Urdaibai, en la ría de Mundaka.

La zona minera de Gallarta con su Museo de la Minería del País Vasco (mina a cielo abierto).

Subir a La Arboleda en el funicular de La Reineta desde El Valle de Trápaga, zona de la margen izquierda a la que se llega en tren de cercanías C2.



5.- Vocabulario muy básico e imprescindible:


Parte de una barra de pintxos.
Aunque no tendréis ningún problema de comunicación, sí es recomendable acercarse a un idioma tan antiguo y diferente al castellano que oiréis por las calles y los comercios vizcaínos: el euskera.

Os doy los vocablos de saludo y de pedir tres bebidas en los bares, porque los pintxos  os van a entrar por los ojos y no necesitan más vocabulario que abrir y cerrar la boca con deleite.



KAIXO (hola)

AGUR (adiós)

EGUN ON (buenos días). /egunón/

ESKERRIK ASKO (gracias). /esquerrikasko/

MESEDEZ (por favor). /mesedes/


Bebidas clásicas de tapeo:
 
UN ZURITO (un vaso pequeño de cerveza). /surito/

UN RESERVA O UN CRIANZA (para pedir una copa de vino tinto en un bar, jeje, la primera, como en cualquier otro sitio, os supondrá un desembolso mayor).

UN TXAKOLI (para pedir un vino blanco de la tierra).


6.- Dulces vizcaínos únicos:



Pastel de arroz y bollo de mantequilla.


De un lado, no dejéis de probar los Bollos de mantequilla. Su porqué lo da el blog de Biscayenne que os recomiendo.

Y,  por otro lado, los pasteles de arroz que también los describe muy bien.




Con el paladar endulzado sólo me queda desear que este relato sirva a alguien que no conoce Bilbao y alrededores para animarse a ir.