CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

miércoles, 3 de junio de 2015

NUESTRO ÚLTIMO VERANO fue EN ESCOCIA. ÁLBUM PERSONAL.



Ha llegado a los cines españoles una comedia británica de las de siempre, de las de conflictos con niños, abuelos y familiares varios que tantas veces se ha versionado.

El título lo dice todo : 



y sus tres protagonistas son eso que se llama 'trío de ases' o 'valor seguro':   

Patio interior donde está el Museo de los escritores en Edimburgo
Rosamund Pike (que despuntó con su interpretación de Jane Bennet en 'Orgullo y Prejuicio' 2005),  

David Tennant (el 10º Doctor Who y el raro detective de 'Broadchurch')  

y Billy Connolly (el escocés Jonh Brown que recuperaba a una triste reina Victoria/Judi Dench en 'Mrs Brown').

En la última SEMINCI de Valladolid concursó por el premio al mejor largometraje y ganó el PREMIO DEL PÚBLICO




VISTA DE EDIMBURGO


Si te gusta la comedia y reúnes la pasta suficiente para pagarte una entrada a una sala de cine español (entre 3 y 8 euros), esta película no te va a defraudar. 

Entendámonos, nuevo, nuevo... novedad que no hayas visto nunca... pues no. Ahora bien, hora y media de risas y sonrisas sí te reto a desmentirme. Te lo vas a pasar bien, te va a sentar de maravilla.






Forth Bridge y el faro más bajo del mundo

Pero, ¡ojo!, si esta obra es buena, es porque supera y suma a la fase de comedia un estado de interrogación serio sobre aspectos de 'la familia' que, por muy escondidos que los queramos mantener, cuando emergen disparan cohetes no siempre luminosos .






Preciosa casa de North Queensferry
 



Que sea una niña de apenas un metro de altura quien abre los ojos ante esos cajones ocultos que toda familia se resiste a mostrar, hace que la película, aparte de 'tener mensaje', posea un serio atractivo tamizado por una leve cortina cómica. 














Galería de Arte Moderno de Glasgow

Si, además de disfrutar viendo una comedia inteligente, lo tuyo es haber visitado Escocia alguna vez o querer ir a ver qué hay al otro lado del 'Muro de Adriano' o del 'Muro del Norte de Poniente', estoy segura de que nada más salir de verla estudiarás en Internet coste de avión y hoteles.









Castillo de Edimburgo





No lo dudes y, si encuentras cómo, desplázate a esas hermosas tierras verdes donde los haggis van a convencerte y la cerveza y el whisky de sus pubs van a seducirte.















De este café parece que salió Harry Potter



Te lo dice quien reconoce que, desde que estuvo en Escocia, no se pierde una película que lleve ese país por bandera. 














San Mungo, Glasgow



Alguien a quien no le importa confesar que quedó seducida, embobada o hechizada por paisajes, personas, cocina, bebidas y ambientes escoceses.












También en Edimburgo se celebran despedidas.
 




Muy exagerado sería decirte que la gente sea 'como la de Cádiz', pero algo hay de semejanza.
















Lo primero que te llama la atención en cualquier calle de Edimburgo o mientras comes en un pequeño restaurante de un pueblo es que los escoceses interactúan con el de fuera. TE HABLAN.






 

Glasgow junto al río Clyde





Se dirigen a ti y te preguntan de dónde eres, con una sonrisa.











Interior Pub Scotia en Glasgow

  Te hacen una broma colándose con pose en la foto que te están haciendo a la salida de un pub.

Esto es un haggis
Saben beber y comer por el mero hecho de relacionarse, no sólo por alimentarse.

Así que, en mi opinión, no es nada falso lo de que 'los escoceses son los más sureños de las Islas Británicas'.