CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

jueves, 20 de agosto de 2015

¿SEGUIRÁN PASEANDO JUNTOS?






Semana Santa de 2006, Londres.

Nos dirigíamos a uno de los pub 'más clásico no lo hay' londinense:


48 de Parliement Street. Whitehall.

El ambiente es tal y como te lo esperas, o sea, similar al que has visto en las películas que te han marcado cómo tiene que ser un local de bebidas puramente británico.



Es una recomendación segura  para tomarte una cerveza después de haber visitado la abadía de Westminster. También hay fish and chips, sandwiches y... bueno, estás en Londres, no exijas más.

Sir Winston Churchill, que vivió casi enfrente durante sus dos mandatos en el 10 de Downing Street, lo frecuentó.

Los baños son un clásico de los de 'hay que tirar de la cadena'.

La puerta de entrada al local suele estar rodeada de gente trajeada charlando y degustando algún vaso de cerveza, si el tiempo lo permite.

He ubicado la imagen.

La temporalidad habréis calculado que se aleja hasta hace 9 años.

La traigo hoy aquí porque me ha hecho pensar en algo que entonces me llamó mucho la atención, pero que hoy es una realidad cotidiana.

Mientras iba por la acera, me encaré con esta pareja que, como veis va 'enganchada' a su teléfono móvil, hablando por él.

Entonces, aún llamaba la atención que dos paseantes se obviaran y continuaran adelante juntos, pero cada uno en conversación con un tercero, un cuarto o los que fueran que se cruzaran en las ondas.

Ahora la imagen de arriba ha perdido valor.

Incluso ha sido superada por caminar a la par, pero con la cabeza baja tecleando palabras.

Hasta el sonido de la voz se hace cada vez más extraño entre los amigos y familiares.

Decido sumergirme en los cambios de 'dos pasean juntos' y contemplo a este par de londinenses de libro, de película, con el interrogante vital que, seguro, todos os habréis hecho: 

¿Seguirán paseando juntos?