CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

GRAMÁTICA, ORTOGRAFÍA Y SENTIDO





En 2010, la RAE decidió que no era necesario diferenciar la palabra SOLO de SÓLO.

Las posibles ambigüedades pueden resolverse casi siempre por el propio contexto comunicativo (lingüístico o extralingüístico), en función del cual solo suele ser admisible una de las dos opciones interpretativas. Los casos reales en los que se produce una ambigüedad que el contexto comunicativo no es capaz de despejar son raros y rebuscados, y siempre pueden evitarse por otros medios, como el empleo de sinónimos (solamente o únicamente, en el caso del adverbio solo), una puntuación adecuada, la inclusión de algún elemento que impida el doble sentido o un cambio en el orden de palabras que fuerce una única interpretación. - See more at: http://www.rae.es/consultas/el-adverbio-solo-y-los-pronombres-demostrativos-sin-tilde#sthash.eHps2ITb.dpuf
Las posibles ambigüedades pueden resolverse casi siempre por el propio contexto comunicativo (lingüístico o extralingüístico), en función del cual solo suele ser admisible una de las dos opciones interpretativas. Los casos reales en los que se produce una ambigüedad que el contexto comunicativo no es capaz de despejar son raros y rebuscados, y siempre pueden evitarse por otros medios, como el empleo de sinónimos (solamente o únicamente, en el caso del adverbio solo), una puntuación adecuada, la inclusión de algún elemento que impida el doble sentido o un cambio en el orden de palabras que fuerce una única interpretación. - See more at: http://www.rae.es/consultas/el-adverbio-solo-y-los-pronombres-demostrativos-sin-tilde#sthash.eHps2ITb.dpuf
No sólo se atacó a SÓLO/SOLO.

Muchas otras palabras del idioma castellano se vieron recomendadas para que eliminásemos tildes que facilitaban su pronunciación y su significado.



Salidas expeditas y lenguaje efectivo.
La FUNDEU elaboró un cuadro muy simple y bien documentado con las pautas que la RAE publicó en 2010. Pinchando aquí lo podéis ver.

Los detractores y los acólitos de la medida no se hicieron esperar.

Mi postura se inclinó hacia la de una convencida rebelde contra una decisión que nadie pidió y que pocos entendieron.

A veces 'he malpensado' que todo se debía a la incapacidad de ENSEÑAR y APRENDER las reglas de acentuación del español en las aulas de Enseñanza Primaria.

Para mi fortuna, durante mis años de colegio (en la etapa universitaria se daban por requetedominadas) todos y cada uno de los profesores y profesoras que tuve me exigieron aprender, reconocer y ser capaz de poner la tilde a cualquier  palabra escrita que la necesitase.




'Su trabajito les costó' a los profes hacérmelas entender y diferenciar, pero puedo decir que al BUP llegué con la lección aprendida.

En este momento parece que es más fácil hacer dejación y no exigir diferencias.

Estancarse en la desidia y dejar correr el tiempo, total las Redes Sociales (Twitter, Facebook) son las que mandan y, en ellas, en lugar de ver bien corregir a un tuitero por poner 'a sido', no una, sino mil veces, parece que será mejor sucumbir y permitirse escribir:

'a sido parado'

 por

'ha sido parado'

o, ¡vaya usted a saber!,

por 
 'a Sid o para Do',

porque se refería a dos personajes llamados Sid y Do...

Total....¡qué más da! El más listo ya sabrá interpretar qué sentido se le quiso dar.


Símbología del The Exchange de Amsterdam
Pues sí nos debe dar... nos debe dar un patatús cuando vemos tuits llenos de errores gramaticales, faltas de ortografía y tildes mal puestas o despreciadas.

No digo que haya que afearle públicamente al tuitero o feisbuquero su falta de formación, sino que no retuitear y, por supuesto, no darle al 'me gusta' serían factores que, quizás, le hagan replantearse un mayor cuidado.

Porque sí, todavía hay lectores a quienes les gusta ver las menos erratas posibles en un texto... y si este es periodístico....¡ni os digo!

Bélgica estuvo más de un año sin gobierno. Parece ser que todo mejoró: bajó el paro y la deuda estatal disminuyó.

Dos días después de unas elecciones que han dejado España en un 'in albis', espero que, de una vez por todas, se consiga una Ley de Educación que forme a profesores para que sepan formar en las aulas a personas que valoren la belleza, la precisión y la necesidad de un buen empleo del lenguaje hablado y escrito.