CREATIVE COMMONS

CREATIVE COMMONS
Uso de las entradas de este blog.

viernes, 7 de octubre de 2016

DÍA DE SONRISA APETECIBLE


Sonrisa mundial de Facebook
A lo largo de mi vida hay y habrá muchas cosas que me sorprendan, pero una de las que más me impacta es cuando alguien te dice cosas como:


-Tú, es que, sonríes mucho.
-¿Por qué sonríes tanto?
-¡Qué pasa, te ríes de mí! (hay mucho 'interfecto' dispuesto a fastidiarte el día)



Cuando te gusta sonreír, a pesar de la que caiga en ese momento, ten por cierto que te van a intentar tumbar con los siguientes  sustantivos y adjetivos:


Desde el de idealista hasta el de visionario.

También se apreciará en ti la ensoñación y la utopía.

Te sabrán embaucado y fantaseador.

Fantasioso es un término que va impreso en tus incisivos.

La imaginación quijotesca será tu sueño continuo.

Pero, lo más sonado que te dedicarán será que tu gesto denota memez, idiotez e inoportunidad.

Lo que se lleva en nuestro particular universo es que existen pequeños y protocolarios momentos de sonrisa oficial y un importante resto en que la adustez, la tristeza y la seriedad será lo impuesto y aceptado.

Se pide que los triunfadores vayan por la vida con sobriedad y severidad. 

Que su risa sea una media sonrisa de desprecio y autosuficiencia... en eso conoceréis que son machos y hembras Alfa.

El resto ha de representar su papel crítico, agobiado, histérico y desganado. 

Nuestro entorno nos aboca a ser sufrientes afligidos. 

Desesperados por no alcanzar lo que los poseedores de 'blacks', chófer y pensiones garantizadísimas (sin haber cotizado un sólo día de su vida, fuera de la política) disfrutan y chulean sin él más mínimo bochorno.

Pues NO, 
                    NO 
                             y 
                                    NO.

Ya está bien de aguantar y quebrarse cuando alguien nos saluda con esa irónica:


-¡Qué risueña estás hoy, ¿no?!


Porque a quienes gustamos de ir por el mundo con amabilidad, con una sonrisa puesta en la cara, por mal que nos vaya por dentro y por horrible e insano que veamos el orbe que hay a nuestro alrededor os propongo celebrar hoy, primer viernes de octubre,  el




con una recuperación del rictus adecuado y un regalo agradable y normal al mundo que nos vayamos encontrando.

Pero, por favor, NO se trata de LANZAR sonrisas a diestro y siniestro, SINO de que nuestros interlocutores y quienes nos observen vean una FAZ AMABLE y no un gesto empinado, agrio y acostumbrado.





No se trata de 'dientes, dientes' (que sería una tesis contraria a este escrito), sino más bien de 'al mal tiempo, buena cara'.

Además, os recuerdo que, todavía, es una de las pocas satisfacciones GRATIS que nos dejan los especuladores del mercado mundial.